Información sobre vivienda y economía

Ni Reino Unido, ni Irlanda: Luxemburgo es el país europeo donde más se usa Internet (Ranking)

Autor: Redacción

Prácticamente ocho de cada 10 europeos navegan por Internet de forma regular. Ésa es la conclusión que podemos extraer de los últimos datos de Eurostat, la oficina de estadísticas comunitaria, de los que se ha hecho eco el Instituto de Estudios Económicos (IEE).

Sin embargo, no todos los ciudadanos utilizan la Red con la misma frecuencia: y es que mientras en seis países más del 90% de la población con edades de entre 16 y 74 años se conecta al menos una vez a la semana, en otros dos el porcentaje ni siquiera alcanza el 60%. España ocupa el puesto 18 del ranking de la UE. 

Al frente de la tabla no se encuentran ni Reino Unido, ni Irlanda, cuyas economías están entre las más avanzadas del Viejo Continente en materia tecnológica, sino que se sitúan Luxemburgo y Dinamarca, donde el 97% y el 94% de los ciudadanos, respectivamente, utilizan Internet regularmente.

Por encima del 90% también se encuentran Reino Unido (93%), Países Bajos (92%), Finlandia (91%) y Suecia (91%). Un escalón por debajo se encuentran las dos mayores potencias de la eurozona y algunos países del Este. En Alemania, por ejemplo, la cifra se sitúa en el 87%, mientras que en Estonia ronda el 85% y en Francia se queda en el 82%.

En cambio, Irlanda, país donde están instaladas muchas de las filiales europeas de los gigantes tecnológicos estadounidenses, registra un porcentaje del 79%, en línea con la media de la UE. En su caso, ni siquiera cuatro de cada cinco ciudadanos de entre 16 y 74 años navegan por la Red al menos una vez por semana.

En el caso de España, la cifra se reduce hasta el 76%, lo que nos sitúa por detrás de Eslovaquia, Letonia o Hungría, en línea con Malta, pero por delante de Italia. La economía transalpina, la tercera más importante de la región de la moneda común, tiene el cuarto peor registro con un 67%. Tan solo Grecia, Bulgaria y Rumanía tienen un menor uso de Internet. En el caso de los dos países del Este, la proporción es inferior a tres de cada cinco ciudadanos: apenas el 58% y el 56% de su población, respectivamente, utiliza la Red al menos una vez por semana.