Información sobre vivienda y economía

Reyal urbis ofrece daciones en pago de sus joyas inmobiliarias a los acreedores

Autor: Redacción

La solicitud del preconcurso de acreedores ha puesto a reyal urbis en una contrarreloj para sobrevivir. Cuatro meses es el plazo que tiene la compañía para llegar a un acuerdo con sus acreedores sobre la refinanciación de su deuda. La dación en pago de sus edificios singulares es la opción que se baraja para sellar un pacto. Así, reyal podría decir adiós al abc serrano o al edificio castellana 200, donde los bancos ya se adjudicaron el 51% del proyecto

El cambio de activos por deuda parece ser la única vía para que la compañía que preside Rafael santamaría esquive el concurso de acreedores. Las conversaciones con los bancos se centran ahora en posibles daciones en pago de sus activos. Todo apuntan a que la salida de activos se producirá dentro de la rama patrimonialista de la compañía

El negocio residencial no interesa a los acreedores como ya quedó reflejado en los anteriores acuerdos de refinanciación. De hecho en los resultados del tercer trimestre, la inmobiliaria recuerda que dispone un stock de viviendas de 780 unidades, “las cuales a corto plazo no se verán incrementadas en virtud del compromiso de no iniciar nuevas promociones asumido en el plan de negocio cerrado en el proceso de refinanciación de mayo de 2010”. La cartera de activos inmobiliarios de la cotizada están valorados a cierre de junio de 2012 en 4.194 millones de euros

No obstante, el valor de los activos patrimoniales podría verse lastrado dado el actual contexto económico. Como muestra el edificio abc serrano, un inmueble reyal urbis ya intentó vender sin éxito en el pasado para reducir su abultada deuda

Otra de las propiedades que sí interesan a los bancos acreedores es el edificio castellana 200, un proyecto que se reanudó en 2010 gracias al visto bueno de las entidades. Para ello, santamaría tuvo que ceder el 51% de los derechos de voto. No obstante, el proyecto fue modificado para que albergase oficinas en vez de viviendas de lujo, como se pretendía inicialmente

La conversión de préstamos sindicados a participativos

En las negociaciones de la banca también se contempla la conversión de préstamos sindicados a participativos.  En términos generales, los préstamos sindicatos y los participativos son dos tipos de créditos que se conceden a las empresas aunque tienen distintas características. Así, los créditos participativos suman a la hora de determinar el patrimonio neto de una sociedad (lo que le ayudará a salir de la causa de disolución) mientras que los sindicatos cuentan como deuda en el balance de una sociedad

Además, los préstamos participativos se caracterizan por tener un tipo de interés variable que se fija en función de una serie de indicadores de la actividad económica de la empresas prestataria. Por último, es deuda subordinada, por lo que se coloca después de los acreedores comunes a la hora de cobrar en el caso de un proceso concursal

 

Noticias relacionadas:

La consultora cb richard ellis trasladará su sede al complejo castellana 200