Información sobre vivienda y economía

La banca acreedora se quedará con el negocio inmobiliario de san josé a cambio de refinanciar su deuda

Autor: Redacción

La compañía San José ha llegado a un acuerdo de refinanciación de su  deuda que se eleva a 1.600 millones de euros, por el que los acreedores se quedarán con la “totalidad” de su negocio inmobiliario, según un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)

Este acuerdo de refinanciación se ha formalizado “con una amplia mayoría de sus entidades acreedoras, que representa un porcentaje superior al 75% del pasivo financiero y del 80% del valor de las garantías reales afectadas por dichos acuerdos”.

Dichos acuerdos de refinanciación están basados en un plan de viabilidad que ha sido informado favorablemente y han supuesto la novación del contrato de financiación sindicada firmado en abril de 2009 y de un conjunto de contratos de financiación bilaterales. Los acuerdos de refinanciación se han formalizado mediante la firma de un Acuerdo Marco, cuya finalidad es regular los términos y condiciones generales de la reestructuración, y de tres contratos de financiación independientes que regulan los tres perímetros en los que ha quedado dividida la deuda financiera del grupo y que se resumen a continuación:

A) un primer contrato de financiación sindicada asumido por San José por importe de 250 millones y con vencimiento a cinco años prorrogable por un año más con un calendario de amortización progresivo y un conjunto de líneas de capital circulante

B) El segundo contrato tiene carácter de préstamo participativo por importe de 100 millones con vencimiento a cinco años e incluye que la parte del préstamo que no sea atendida a su vencimiento será convertible en acciones hasta un límite del 35 % del capital social de Grupo San José, que se instrumentará mediante la emisión de warrants convertibles que deberán ser aprobados por la junta de accionistas.

C) El tercero, de financiación sindicada, por importe de 270 millones de euros, con vencimiento a cinco años, será asumido por San José Desarrollos Inmobiliarios como parte deudora.

El remanente de la deuda derivada del contrato de financiación de 2009, que supone unos 743 millones de euros, será cancelado mediante la capitalización de esa deuda en San José Desarrollos Inmobiliarios, pero antes de esa capitalización, Grupo San José transmitirá a los acreedores de San José Desarrollos Inmobiliarios el cien por cien de las acciones de esta sociedad. Las operaciones se cerrarán una vez obtengan la homologación judicial.