Información sobre vivienda y economía

Australia lucha contra la burbuja de precios de la vivienda controlando la inversión extranjera

Autor: Redacción

Las autoridades australianas tratan de controlar la burbuja de precios de la vivienda en sus grandes ciudades mediante un sistema que restringe la inversión inmobiliaria de los extranjeros a las casas nuevas o las compras sobre plano. Desde que entraron en vigor estas normas en 2016, ya se ha forzado la venta de 61 propiedades adquiridas de forma ilegal por foráneos del país, que suman un valor de 107 millones de dólares australianos, unos 76,3 millones de euros.

El gobierno australiano acaba de anunciar 15 nuevas ‘expropiaciones’ de viviendas adquiridas por extranjeros, dentro de sus políticas de control de precios del mercado residencial, que en ciudades como Sidney o Canberra ya alcanza visos de burbuja inmobiliaria.

Los precios de las viviendas en Sidney se han duplicado desde 2009, convirtiendo a la ciudad más grande del país en la segunda urbe más cara del mundo para comprar una casa, solo por detrás de Hong Kong, según el índice realizado por Demographia.

Por otro lado, en las ocho ciudades más grandes del país, los precios de la vivienda subieron un 0,7% más en enero a pesar de que el volumen de transacciones fue inferior.

Para intentar rebajar la presión sobre las casas a la venta, las autoridades australianas han decretado medidas de restricción a los extranjeros para comprar viviendas de segunda mano, limitando sus adquisiciones a viviendas nuevas o compradas sobre plano.

 El ministro de Finanzas, Scott Morrison, afirmó hace unos días que desde la entrada en vigor de las normas que controlan la inversión inmobiliaria de los extranjeros se han forzado 61 ventas irregulares que ascienden a 107 millones de dólares australianos, unos 76,3 millones de euros.

Ciudadanos de China, India, Indonesia, Irán, Malasia, Reino Unido o Alemania no compraron casas bajo las condiciones que exige la norma de inversión inmobiliaria ‘aussie’. Los extranjeros deben solicitar una aprobación de la Junta de Revisión de Inversión Extranjera antes de comprar una propiedad en Australia.

"El Gobierno está decidido a reforzar nuestras normas para que los extranjeros que poseen propiedades ilegalmente sean identificados y sus propiedades, cedidas", concretó el ministro.

Según varios expertos del sector en Australia, es solo cuestión de tiempo que los precios empiecen a bajar, y otros vaticinan que debe caer en el entorno del 30% para volver a estar en línea con los fundamentos económicos de Australia y sus propios promedios a largo plazo.