Información sobre vivienda y economía

Una reconversión espectacular en Londres: de antiguo taller victoriano a espacio de trabajo y eventos

Pearson Lloyd
Pearson Lloyd
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

En las grandes ciudades, cada vez es más corriente optar por la rehabilitación y recuperación de edificios antiguos para adaptarlos a los estándares de vida actual. Esta práctica resulta muy interesante por muchos motivos. Uno de ellos es que permite mantener la personalidad y la historia de cada espacio urbano, en lugar de promover una homogeneización que acaba por restar interés y despersonalizar. Ejemplos hay muchos, desde antiguos palacetes que se reconvierten en sedes de grandes empresas, de administraciones públicas o de hoteles, hasta sencillas casas que se habilitan como vivienda o espacios de trabajo. Las posibilidades son muy variadas.

En Londres hemos encontrado otro ejemplo que nos ha llamado la atención, en un proyecto de rehabilitación para convertir un edificio antiguo en un estudio de arquitectura.

Junto con Cassion Castle Architects, el estudio londinense Pearson Lloyd ha diseñado y modernizado un antiguo taller victoriano para albergar sus propias instalaciones. Además del propio espacio de trabajo, el conjunto se completa con talleres, salas de reuniones y un espacio de exposición.

Yorkton Workshops, que es el nombre que recibe este espacio, está ubicado en Yorkton Street en el este de Londres. En realidad, se trata de un edificio de dos mitades, una victoriana y otra moderna. La parte victoriana, donde se encuentran espacios para reuniones y eventos, mantiene la esencia de aquella época en la que Londres fue la capital del mundo, pero con un toque muy íntimo y doméstico.

Se han conservado las características originales y, siempre que ha sido posible, se han reutilizado y reciclado los materiales constitutivos del edificio, incluidos ladrillos, vigas y acero. “Este no es solo un enfoque más eficiente energéticamente y con bajas emisiones de carbono que responde a la escasez de materiales de hoy en día, sino que también garantiza que el edificio conserve su estética industrial histórica y se mantenga fiel a su contexto arquitectónico local”, afirman en su página web.

Su mitad más moderna es el edificio de una fábrica de la década de 1990, construido para reemplazar una estructura anterior dañada por el fuego, donde se ubican los talleres y el espacio principal del estudio. Los dos quedan conectados por un área de jardín al aire libre, muy en el corazón del edificio y un puente entre lo antiguo y lo nuevo, que permitirá que ambas estructuras se expresen como distintas pero conectadas. Se actualizaron los elementos que se mantuvieron de la envolvente externa, incluidas las losas de concreto del piso portante, y se agregaron nuevos techos. Una gran escalera de acero industrial ahora da la bienvenida a los huéspedes a la zona de entrada.

Pearson Lloyd quería mantener la sensación de estar en un taller y eligió los materiales para el proyecto en consecuencia. Junto a esto, también se trabajó para que Yorkton Workshops también posea un jardín al aire libre, una terraza en la azotea que une las alas victoriana y del almacén, y un espacio de galería.

En el futuro inmediato, el tamaño y la versatilidad del espacio crea una oportunidad única para utilizar el estudio como un laboratorio para explorar nuevos modelos de lugar de trabajo. Como diseñadores, el enfoque de Pearson Lloyd exige que los productos y espacios se desarrollen de forma iterativa en respuesta a interacciones físicas del mundo real.