Información sobre vivienda y economía

¿Cuál es la inversión necesaria para construir un hotel de 5 estrellas en España?

Autor: Redacción

La construcción de hoteles de cinco estrellas en España supone una inversión promedio de 262.000 euros por habitación, frente a los 135.000 euros de un establecimiento de cuatro estrellas y los 89.000 euros en uno de tres. Así se desprende de un informe de la tasadora Tinsa, que señala que en estas cantidades se incluyen el coste del suelo, de la construcción y otros gastos asociados, así como la compra de mobiliario, maquinaria y enseres.

Los hoteles de una y dos estrellas requieren una inversión promedio de entre 70.000 y 76.000 euros por habitación, según el informe de Tinsa.

Un hotel de la máxima categoría requiere en promedio casi el doble de inversión que un hotel de cuatro estrellas, pese a contar con un número similar de habitaciones por establecimiento (140 frente a 130). Si se tienen en cuenta las zonas comunes (salones, restaurantes, tiendas…), cada habitación de un hotel de cinco estrellas tiene de media una superficie construida de 127 metros cuadrados, frente a los 83 metros de uno de cuatro y los 59 metros cuadrados de otro de tres estrellas.

El salto entre las categorías de 4 y 5 estrellas es importante también en términos de rentabilidad. El resultado de explotación (ingresos menos gastos) de un hotel de una estrella es, según los datos de Tinsa, de 8.200 euros anuales por habitación y se va incrementando en 2.000 euros por cada categoría que se mejora. Sin embargo, un establecimiento de 5 estrellas genera en promedio 29.600 euros anuales por habitación, el doble que los 14.800 euros de un hotel de cuatro estrellas

El ingreso medio diario por habitación disponible (RevPar) es de 117 euros en un establecimiento promedio de cinco estrellas y de 60 euros en uno de cuatro. Los de uno, dos y tres estrellas muestran un RevPar promedio de 27, 37 y 47 euros.

La procedencia de los ingresos también varía en función de la categoría. El 46% de los ingresos totales anuales por habitación proviene del área de alimentación y bebidas en los establecimientos de una estrella. En los de cuatro y cinco esta partida desciende al 35%. Las actividades ajenas al alojamiento y los alimentos/bebidas aportan el 10%  de los ingresos por habitación en los hoteles de máxima categoría, frente al 1% que suponen en los establecimientos de 1 estrella.