First Workplaces abrirá en octubre un 'coworking' de 1.400 m2 en la Torre Realia de Barcelona

Autor: Redacción

La empresa de espacios de coworking First Workplaces ha anunciado la incorporación de un nuevo centro a su cartera, según reza en su propia página web. La compañía que tiene como máximo accionista al fondo Sherpa Capital inaugurará en octubre un nuevo centro de ‘coworking’ en la Torre Realia de Barcelona.

El inmueble se encuentra localizado en el complejo Business Area Plaza Europa, junto al Centro de Congresos Fira Barcelona, y es el segundo edificio más alto de la ciudad. Según informa la propia empresa en su sitio web, el centro ‘coworking’ tendrá 1.400 m2, que se podrán distribuir en despachos desde 10 m2 hasta oficinas corporativas. Cabe destacar que este nuevo espacio contará con Wifi, recepción 24 horas y otros servicios habituales de First WorkPlaces.

La empresa encabezada por Óscar García Toledo tenía hasta el momento siete centros de trabajo flexible ubicados en Madrid, otros dos en Barcelona y otro en Málaga. Su objetivo para los dos próximos años es duplicar su cartera y alcanzar los 70.000 m2 de superficie.

En paralelo, la compañía planea su desembarco en Portugal y Latinoamérica a medio plazo, tal y como explicó García Toledo, CEO de First Workplaces, a idealista/news en una entrevista.

“Este año nos centraremos en continuará desarrollando nuestra línea de gestión de espacios bajo nuestra marca, pero para el próximo año tenemos en mente nuestra entrada en Portugal, en Lisboa u Oporto”, afirmó García, que añadió también que financiará este proyecto con fondos propios.

Además, desde principios de año First Workplaces también cuenta con servicio de gestión de espacios de trabajo flexible. La compañía ofrece servicios de gestión a aquellos propietarios de edificios que quieren contar en sus oficinas con espacios flexibles de trabajo, algo que ya se aplica en hoteles y centros comerciales.

Con esta nueva línea de negocio, la empresa busca dar una opción a inversores patrimonialistas de analizar su cartera para detectar inmuebles que cuenten con espacios óptimos para este formato y operarlo bajo la marca de First Workplace. “Con esta línea de negocio vamos a por edificios en los que nosotros no invertiríamos por no ser nuestro producto ‘core’ pero que si nos interesan por ganar capilaridad en España”, dice García, que señala a empresas patrimonialistas y socimis como sus clientes potenciales.