Información sobre vivienda y economía

Vuelve bañuelos (ex astroc), bautizado en Brasil como el donald trump español

Autor: @dmontero

Enrique bañuelos de castro, ex presidente de la antigua astroc y hoy afirma, planea su regreso al primer plano empresarial. Lo está haciendo fuera de España, en Brasil, y lo está haciendo en silencio, sin conceder entrevistas e intentando pasar lo más desapercibido posible. Después del desencanto que vivió con astroc, una empresa creada de la nada y que llegó a valer cerca de 8.000 millones de euros para después volver a valer casi nada, ahora no quiere el ruido de los medios (como en sus comienzos en camp de morvedre)

Todo estará medido, como antaño, y seguro que está esperando el momento justo para saltar de nuevo a la escena pública y volver a deslumbrar. Una de las cosas que más le interesan es el reconocimiento público y aquí, en España, lo perdió y desde ese preciso instante lucha por recuperarlo

La clave para su resurrección es Brasil. Desde octubre, viaja allí constantemente. Su intención es formar un holding de entre seis y 10 empresas brasileñas para construir allí y los medios brasileiros ya lo han bautizado: el Donald Trump español o el Señor de los Ladrillos. &Laquo;Es la jugada más osada del mercado inmobiliario brasileño», describe el prestigioso diario económico Israel Klabin

Desmintiendo a los que aseguraban que estaba en la ruina y con Israel Klabin (octogenario patriarca de una de las más aristocráticas y adineradas familias brasileñas, viejo político y fundador de un reino industrial del papel) como cicerone, se va adentrando en la sociedad empresarial brasileña. Está comprando acciones de empresas inmobiliarias para formar el mayor grupo del país y, de consolidarse, uno de los primeros de América Latina

En diciembre ya revolucionó la bolsa brasileña. Tras conocerse que a tomaba una participación en la inmobiliaria agra, sus acciones subieron un 30%.  En sus reuniones vende la idea que un sólo holding -casi monopólico- de inmobiliarias brasileñas sería la solución para no caer arrastrados por la crisis global. El nombre de su nuevo sueño: Veremonte Participaciones, S.A