Información sobre vivienda y economía
elige bien al agente inmobiliario

Test: 10 cuestiones para elegir al agente inmobiliario correcto para vender su casa

Autor: equipo

Si comprar casa es una de las decisiones financieras más importantes de la vida de una familia, venderla en estos momentos seguramente lo sea más aún. Por ello, es recomendable pedir ayuda a un agente inmobiliario, pero no a cualquiera, ya que como en todas las profesiones de esta vida los hay buenos y menos buenos. Te dejamos una serie de cuestiones con las que debes evaluar a tu agente inmobiliario


1. ¿Debo elegir amigos o familiares?


 

Elegir a un agente inmobiliario sólo porque tengamos relación con él no es correcto. Igual que acudimos a un especialista por un problema de salud aunque tengamos un médico en la familia, no deberíamos poner la casa en venta a través de un familiar sólo por este motivo. Deberá ser experto en la zona donde vivimos, en el tipo de vivienda (lujo, de barrio, chalet, etc.) o que cumpla más condiciones

 

2. Elija un experto

 

Reúnase con diferentes profesionales y vea distintas presentaciones para que considere ventajas y desventajas. El que elija debe tener conocimientos de valoración del inmueble, del mercado y de cuestiones legales para no tener problemas posteriores

 

3. No elija al que diga que su casa vale más

 

El agente sabe que queremos vender la casa por el máximo posible. Por ello, un agente desesperado por captar propiedades le dará el precio más alto para seducirle. No se deje llevar por la alegría del agente al ofrecerle el precio, sino por el más franco. Debemos saber a cuánto se han vendido viviendas en la zona y si el agente nos dice un precio muy superior, hay que desconfiar

 

4. Las apariencias engañan

 

Es mejor pedir referencias que dejarnos llevar por las apareciencias o la primera impresión. Nadie mejor que un antiguo cliente conocido para explicarnos cómo trabaja un agente. Si el agente pertenece a alguna asociación o se anuncia en portales de renombre, también es un punto a tener en cuenta de seriedad

 

5. Lo barato sale caro

 

Tampoco seleccionemos un agente inmobiliario porque tenga lo honorarios más bajos. Tal vez quien cobra una comisión más baja es porque no va a dedicarle el mismo esfuerzo o no tiene los conocimientos necesarios para vender su propiedad más rápido.

Un agente inmobiliario paga espacios publicitarios para promover un inmueble y esto tiene un coste

 

6. Pertenecer a una franquicia es garantía de algo, pero no de todo

 

Igual que ser de la familia no es sinónimo de calidad, pertenecer a una franquicia lo hacen lo mejor del mercado. Hay agentes inmobiliarios novatos en una franquicia que no están bien capacitados y no porque pertenezcan a una compañía bien establecida es garantía de ser profesionales

 

7. Tiene que estar actualizado

 

La profesión inmobiliaria requiere estar en constante cambio. Si el profesional continúa preparándose mediante cursos o actos, es un motivo favorable

 

8. Cómo enseña la casa

 

Un buen agente sabe quién es su mercado, por lo que no perderá el tiempo enseñando la vivienda a personas que no pueden/quieren comprarla

 

9. ¿Es su vecino?

 

Hay agentes inmobiliarios que suelen vivir cerca de nosotros y que tienen la oficina en la zona. Es una buena señal, pero debe cumplir más requisitos para llevar la venta de nuestra vivienda. Quizás sea especialista en viviendas de lujo y no en pisos o viceversa

 

10. Las ventas no son todo

 

No se trata del número de transacciones que haya logrado el año anterior, pues lo más importante es saber si se dedica a vender el tipo de inmueble que usted quiere vender

Publicidad

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail