Información sobre vivienda y economía
contamos lo que cuesta encontrar un piso de alquiler en madrid

Diario de una pareja en busca de un piso de alquiler en Madrid (ii)

Autor: margarita_

Después de ver que en la zona de metropolitano los pisos en alquiler no nos encajaban por precio y tamaño, decidimos buscar otra zona totalmente distinta pero que también nos viene bien a los dos para trasladarnos al trabajo en transporte público: el barrio de tetuán, en concreto la zona de castillejos, según se sube el paseo de la castellana, pasando el estadio Santiago bernabeu, a mano izquierda. Es una zona que nos convence por tener calles tranquilas, residenciales y comercio de barrio. Hay pisos en alquiler a precios asequibles para los dos pero los m2 escasean

El primer piso que vamos a ver nos cuesta encontrarlo. La entrada al edificio no está en la calle principal sino que está retranqueada, en un lateral de una plaza, algo que nos disgusta por la inseguridad que genera. Entramos al edificio y el conserje llama a la propietaria del piso que, curiosamente, vive en la novena planta. La casa que alquila está en el décimo... estas coincidencias ya nos echan un poco para atrás. Hemos escuchado tantas cosas sobre caseros pesados, que tenerla justo debajo no es algo que nos emocione pero parece maja y es de trato afable. Cuando llegamos a la décima planta observamos las luces del pasillo que están rotas, no es un factor decisivo pero son detalles que ya nos van predisponiendo hacia la casa sin haberla visto aún. Parece mentira que la gente no cuide estos detalles...

Pero bueno, abrimos la puerta y la verdad es que la primera impresión que me da el piso nada más entrar es buena pues es luminoso, algo que valoro enormemente tras haber vivido toda mi vida en una casa con mucha luz. Sin embargo, la “supuesta” propietaria nos comenta que se trata de un apartamento y efectivamente así lo es: es enano, tanto que a mi novio y a mí nos falta el aire... la cocina está integrada, qué digo integrada, integradísima en el salón. Ni barra divisoria ni nada, directamente está la cocina en una esquina, eso sí, está bien equipada, todo nuevecito del ikea. Al menos está todo limpio

Lo bueno del salón es que tiene un pequeño balcón para poder tomar aire. El dormitorio, el único que hay, está justo al lado y es casi del mismo tamaño que el salón, así que no está mal si no fuera porque el piso se acaba prácticamente ahí. Los metros cuadrados que anuncian en Internet hay que buscarlos, de nuevo, en las zonas comunes… llegados a este punto me pregunto dónde está el baño pues no lo encuentro hasta que la propietaria cierra la puerta del dormitorio para enseñarnos el baño, escondido por la puerta. Está totalmente reformado, lo que se agradece

Una vez visto todo el apartamento, lo que nos lleva dos minutos de reloj, la propietaria nos enseña y entrega un ejemplo de contrato de arrendamiento para que veamos que lo hace todo conforme a la ley de arrendamientos urbanos y así es. Lo único que nos chirría es que figura un alquiler de 860 euros al mes cuando en Internet se anuncia que se alquila por 800 euros. Se pone nerviosa y asegura que realmente la propietaria es su hermana y que ésta habrá bajado el alquiler en Internet pero que no se lo ha comunicado. “No pasa nada” pensamos. Pero ella insiste en justificar la renta que piden. Asegura que 800 euros al mes por ese apartamento está en precio porque lo ha hablado con una amiga que tiene varios pisos alquilados por la zona y le ha asegurado que está a precio de mercado

A nosotros nos parece que piden mucho para un apartamento así y más cuando tiene justo debajo una famosa discoteca de Madrid. Antes de marcharnos mi novio le pregunta a la hermana de la propietaria si por las noches hay mucho jaleo por la discoteca. Ella contesta inicialmente que no, que no se oye nada, pero acto seguido nos comenta que ella nunca ha vivido en este apartamento. Añade que desde su piso (recordemos en la novena planta) sí que, reconoce, se oye la música. Ya se desdice. Asegura que los vecinos han intentado demandar al propietario de la discoteca pero que ha sido imposible porque les llegó a decir que la licencia se la dio el ex alcalde de Madrid, “Alberto Ruiz gallardón, en persona"...

De ese piso volvimos a salir escopetados y más aún cuando vimos que la puerta de entrada era muy fácil de abril para los cacos… tenía un buen “bocado” cerca del cierre. Soy de aquellas personas que valoran y mucho la seguridad. Estoy segura de que si la propietaria se gastara unos 800 euros en cambiar la puerta por una blindada, tendría más posibilidades de alquilar el apartamento

Ya que estamos por la zona, esa misma tarde
Vemos otro piso cerca
. También es pequeño aunque por un precio jugoso para nosotros. Sin embargo, la distribución no juega a su favor, ni tampoco la cocina de hace 30 años y los muebles de la serie “cuéntame”. La casa la alquilaban con muebles incluidos pues el propietario no sabía qué hacer con ellos o así nos dijo. En nuestra opinión, utiliza la casa como guardamuebles

Llevo unos cuanto días buscando casa y lo encuentro desesperante. Me parece increíble que por casi 1.000 euros no encontremos una vivienda en condiciones en Madrid capital en una zona que esté bien situada para ir al trabajo. Me pregunto constantemente ¿cómo hace la gente? ¿dónde vive? ¿estamos obligados a irnos fuera de Madrid o a alquilar una infravivienda en Madrid? y nosotros somos dos, no quiero ni imaginarme a los pisos que podría aspirar si fuera yo sola a buscar casa. Este mercado tiene poco sentido sentido…

(... continuará)

Ver noticias relacionadas:

Diario de una pareja en busca de un piso de alquiler en Madrid (i)

Diario de una pareja en busca de un piso de alquiler en Madrid (iii)

Diario de una pareja en busca de un piso de alquiler en Madrid (iv)

Diario de una pareja en busca de un piso de alquiler en Madrid (v)

Diario de una pareja en busca de un piso de alquiler en Madrid (final y conclusiones)


 

 

Publicidad

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail