Información sobre vivienda y economía

¿Cómo desactivar el bucle maldito en el que se encuentra la economía española?

Autor: economiaendostardes

Artículo publicado por Marta Soria y Rebeca gimeno de economiaendostardes

El rescate a España "es economía de vudú", decía la semana pasada el premio nobel de economía, joseph stiglitz. Estamos ante un "bucle maldito", opinaba el economista tano santos. Se trata de un "bucle diabólico", aseguraba el economista Emilio ontiveros...  ¿se han vuelto locos los expertos? no. Están hablando de circuitos

Pero esto es economía, ¿de qué circuitos hablamos? nos referimos a las conexiones entre el estado y los bancos. Entre las crisis de deuda pública y las crisis financieras. ¿Tienen que ver? sí, muchísimo, veamos:

1. Si los bancos van mal, la economía va mal y la deuda aumenta

A) si hay una crisis financiera, se cierra el grifo del crédito y eso degenera en una crisis económica (menos producción en las empresas, más desempleo)

B) esto a su vez provoca una caída de los ingresos del estado que se tiene que endeudar para hacer frente a sus gastos

C) la consecuencia es un aumento del riesgo país (cuanto más deuda, más riesgo). Si además, como ahora, el estado se tiene que endeudar para ayudar a los bancos, la famosa prima de riesgo) aumenta todavía más

2. Si la deuda pública va mal, los bancos van mal

Si aumenta el riesgo país significa que el precio de sus bonos cae y las agencias de calificación nos bajan la nota. Los inversores deshacen posiciones porque no se fían tanto del país y si baja la cotización de la deuda, pierden valor los miles de millones de bonos del país que tienen los bancos (hablamos de muchos millones porque en el caso español, por ejemplo, los bancos nacionales son los principales compradores en las subastas del tesoro

Es verdad que, como en el caso de un particular, si el banco no vende esos bonos, no materializa las pérdidas. Pero la diferencia es que las entidades utilizan toda esa deuda como colateral (aval-garantía) para obtener liquidez. Si esos bonos son cada vez de peor calidad, puede llegar uno que les diga: “oye, que no me dejes más bonos españoles, que eso ya no me vale como garantía. Me tienes que dejar otra cosa de fianza”. Y de repente, quedarse sin acceso a la financiación. Y de repente, necesitar ser rescatados

3. Si nos pasamos de austeridad, los bancos van mal

La tercera vía de contagio la estamos viviendo también. Para tratar de frenar el avance de la prima de riesgo, el gobierno se aprieta el cinturón e intenta cuadrar las cuentas. A corto plazo eso se traduce en una caída de la actividad, más paro, más morosidad y más problemas para los bancos

Ya estamos de nuevo al comienzo del bucle, con los problemas de los bancos y con el circuito cerrado. La conexión entre crisis de deuda y financieras preocupan al banco de España (bde), como ha señalado en el último informe anual del banco de España (páginas 10 y 11)

La única forma de salir de esta crisis es desactivar estas conexiones: desacoplar de una vez por todas el riesgo país del riesgo bancario. Salir del bucle. Hay quienes opinan que el rescate puede desacoplar los dos riesgos y romper así con los circuitos que los retroalimentan y por lo tanto, tendremos una mayor probabilidad de salir

¿Cómo? si se sanean los bancos, cargándose de provisiones para hacer frente a lo que se nos viene encima, con el tiempo retomarían la vida normal, se recuperarían del soponcio y empezarían a dar crédito a empresas y hogares. Si les va bien, el estado recuperaría sus ayudas y poco a poco, se arregla todo

Lamentablemente, a lo mejor estamos haciendo todo lo contrario (de ahí lo de vudú de stiglitz). Es posible que no sólo no estemos facilitando la desconexión de los riesgos sino que estemos aumentando la dependencia. ¿Y eso cómo? pues porque si el estado es quien finalmente rescata a los bancos (da igual que sea con dinero de Europa) aumenta su deuda. El riesgo financiero pasa a ser riesgo del estado y eso repercute todavía más en la crisis de deuda soberana, que, como ya hemos visto, contagia a los bancos de varias maneras. En ese caso, vuelta a empezar en un bucle

En este caso, no sólo no habríamos reducido los problemas, sino que habríamos hecho uno mucho más grande que se llevaría todo por delante y acabaríamos pidiendo un rescate. Esta vez, para el país. Esperemos romper el bucle antes

Seguir en twitter a economiaendostardes