Información sobre vivienda y economía

De Hogwarts a Star Wars: 10 personas que transformaron su casa de formas increíbles

Foto: Diagon Alley Austin Halloween House | Facebook
Foto: Diagon Alley Austin Halloween House | Facebook
Autor: Hoja de Router (colaborador de idealista news)

Hay quien vive en grandes mansiones o en pequeños apartamentos. Quien vive rodeado de asfalto o de árboles. Y también, quien ha hecho de su casa el lugar más fascinante del mundo, basándose para ello en elementos de la cultura popular o en monumentos internacionales. De Hogwarts a Disney World y de la Capilla Sixtina a la Batcueva, estas personas hicieron de su hogar un lugar más hermoso para habitar.

La Capilla Sixtina

Robert Burns es un decorador que al jubilarse no perdió el interés por la creación. Su casa de Brighton (Reino Unido), de protección oficial, tiene algo que la diferencia de las del resto del vecindario: un homenaje a la Capilla Sixtina de Miguel Ángel. Para ello, Burns estuvo trabajando durante una década. Hace unos años, este británico aseguraba que no había visitado Italia y que se inspiró con un libro de segunda mano que había comprado.

La Batcueva

Chris Weir es un estadounidense de Delaware que decidió recrear en su casa la guarida del hombre murciélago. Ya en el momento de la compra, según asegura, se cercioró de que hubiera un espacio para cumplir su sueño. Para conseguirlo tardó más de 2 años y gastó 120.000 dólares (105.000 euros). Es tan fiel a la realidad que incluso cuenta con una puerta secreta por la que acceder, como haría Bruce Wayne en su mansión. En el interior de la batcueva, a la que se entra tras pulsar un botón rojo camuflado en una estatuilla, hay una pequeña sala de proyecciones y uno de los trajes usados en la película ‘El caballero oscuro’. En el resto de la casa, muchos objetos de coleccionista.

Una piscina de bolas

A veces no hay que replicar edificios de sagas literarias o pintar con el arte de un renacentista. Que se lo digan a Roman Atwood, que con ayuda de sus amigos transformó su casa en una piscina de bolas gigante. Para ello, hicieron algo tan simple como rellenar una de las plantas con dichas bolas e instalar una cama elástica. No hizo falta nada más. Había tantas que podían saltar sin problemas desde el piso superior y no hacerse daño. Los hijos de Atwood estaban encantados.

Un área de juegos para gatos

Peter Cohen es constructor, pero en este caso decidió modificar una casa ligeramente distinta a la norma para que quince gatos rescatados pudieran estar entretenidos. Todo el hogar está lleno de caminos, plataformas o túneles en los que puedan disfrutar. Destaca una rampa de caracol por la que los mininos pueden subir y bajar y los senderos que van por encima de las puertas: imagina la sensación de ir de una habitación a otra mientras los gatitos pasan por encima de ti.