Información sobre vivienda y economía

Tipos de piscinas para instalar en casa y tendencias en 2019

Fotos e imágenes de piscinas
Autor: Redacción

Con la llegada del calor empezamos a darle vueltas a la cabeza: qué maravilloso sería tener tu propia piscina en casa, ya sea en el jardín o en la terraza. Para quienes estén pensando en hacer ese sueño realidad, hemos preparado una guía rápida sobre las opciones que hay disponibles en el mercado.

Lo primero de todo es conocer qué tipos de piscinas hay: las de obra, que se fabrican principalmente con hormigón; las prefabricadas, donde destacan las de fibra de poliéster; y las desmontables, que pueden ser de madera, resina, PVC o incluso hinchables. Si hablamos de tendencias, las piscinas de arena, minerales y de cristal están entre las opciones más destacadas. Pero ¿en qué se diferencian? Repasamos cada opción:

Piscinas de obra

Es uno de los tipos más habituales
Piscina de obra con liner / Piscinazos.com

Este tipo de piscina es el más tradicional y su estructura está hecha principalmente con hormigón, que puede ser con hormigón gunitado y revestimiento de gresite o con hormigón armado y revestimiento de liner (la bolsa de PVC que retiene el agua). También está la opción de elegir un revestimiento de microcemento.

Son las que más tardan en construirse y permiten más alternativas que las prefabricadas, ya que pueden hacerse a medida y permiten tamaños superiores a 10 metros de longitud. Además, suelen ser muy robustas y resistentes.

Los precios de las piscinas de obras dependen de factores como la dimensión (longitud, profundidad...), el diseño y la calidad de los materiales con la que se construya. El precio medio de una piscina de 23 m3 (6x3 metros) puede rondar los 14.000 euros, incluyendo la licencia municipal, la excavación, la construcción y elementos como un foco de luz y una escalera de acero. A ese importe es necesario sumarle el mantenimiento anual (incluyendo el gasto de agua y electricidad) o la depuradora, que también pueden suponer un coste importante.

Piscinas prefabricadas

Las piscinas prefabricadas son mucho más económicas que las de obra (el ahorro puede rondar el 30%) y se pueden instalar en pocos días. Ahora bien, hay menos modelos disponibles entre los que elegir, sobre todo de tamaño y forma, mientras que pueden ser de una sola pieza o tener un carácter modular.

Al igual que las piscinas de obra, es necesario pedir permiso al Ayuntamiento. De media, el precio suele estar entre 2.000 y 20.000 euros, dependiendo de los materiales, el tamaño, la facilidad de acceso o los accesorios.

Dentro de las piscinas prefabricadas encontramos un abanico de opciones según los materiales:

Piscinas de fibra de poliéster

Es una piscina prefabricada
Piscina de poliéster y fibra / Piscinazos.com

Es la opción más vendida en el norte de Europa y destaca por su fácil mantenimiento y sus diferentes revestimientos, como la cerámica, la lámina o el mosaico. También está la opción de elegir el acabado entre varios colores. Fabricadas de una sola pieza, están hechas de una mezcla de fibra de vidrio resistente y resina de poliéster.

Piscinas de acero y liner

Otro ejemplo de piscina prefabricada
Piscina de acero y liner / Piscinazos.com

Esta opción está a medio camino entre las piscinas de obras y las piscinas prefabricadas, tanto en la instalación como en el precio. Se construyen con paneles prefabricados de acero galvanizado que se van uniendo, mientras que en el suelo se coloca una base de hormigón armado. Para el revestimiento suele usarse una lámina de PVC, conocido como liner. Tarda en hacerse como mucho una semana y se pueden instalar en áticos y terrazas por su peso reducido.

Piscinas Desmontables

Las piscinas desmontables son la opción más económica, ya que no son permanentes como las anteriores, sino que se pueden desinstalar. Son elevadas (su estructura se levanta desde el suelo), por lo que no requiere ningún tipo de licencia. Además, se pueden encontrar diferentes opciones, según el material que se utilice:

Piscinas de madera

Su precio, a partir de 1.949 euros
Es de madera natural y liner azul / Leroy Merlin
Son más resistentes que otras opciones y se puede elegir de pino o incluso de maderas tropicales. Otra opción más económica es apostar por las piscinas de materiales que imitan la madera.

Piscinas de acero o chapa

El precio estándar, unos 250 euros
La clave, el acero galvanizado / Poolaria.com

Suelen ser de acero inoxidable u otros tipos de estructuras metálicas y su revestimiento más común el liner (la bolsa de PVC que retiene el agua).

Piscinas de PVC o resina

Este modelo cuesta 1.000 euros
Hecha de paneles de PVC / Megapiscinas.com

Es un ejemplo muy parecido al anterior, solo que la estructura es de resinas o productos plásticos muy resistentes.

Piscinas tubulares

Es una de las opciones más baratas
Su estructura está formada por tubos / Leroy Merlin

Es una de las opciones más habituales y se basa en una estructura de tubos que suelen ser de aluminio o materiales similares para dar estabilidad a la lona.

Piscinas de hormigón

Son económicas y fáciles de montar
El hormigón tiene aspecto de madera / Argospiscinas

Se construye con diferentes piezas prefabricadas de hormigón, con un revestimiento de liner.

Piscinas hinchables

Su precio parte de 50 euros
Está hecha de PVC y hay varias medidas / Leroy Merlin

Es la opción más económica de todas. Basada en una sola pieza, con esta opción basta hinchar la piscina y llenarla de agua para poder disfrutar de ella. Suelen tener diseños prestablecidos.

Tendencias de piscinas 2019

Piscinas de arena

La playa, en casa
Requiere un trabajo de técnicos y diseñadores / Piscinasdearena.com

Este tipo de piscina ofrece la posibilidad de crear una pequeña playa privada en el patio o jardín de casa. Su construcción requiere entre uno y dos meses y es la opción más cara del mercado. En el caso de una piscina de arena de 6x3 metros y unos elementos estándar, el precio puede moverse entre 18.000 y 20.000 euros, mientras que en el caso de una de obra eran unos 14.000 euros.

En vez de tener una base de gresites, el revestimiento se hace con una base de arena y una mezcla de resinas antideslizantes. Además, su instalación suele llevarse a cabo junto con un proyecto de paisajismo para que el entorno acompañe.

Piscinas minerales

Hay diferentes colores y formas
Fabricadas en un material mineral / Piscinas DTP

Es un tipo de piscina prefabricada cuya terminación es mineral: tiene una bonita exposición a la luz y es muy resistente. Permite elegir entre varias formas y colores y hay una empresa española llamada DTP Piscinas que es especialista en este tipo de producto.

Piscinas naturales

Necesitan un sistema de depuración especial
Son piscinas ecológicas / Urbanarbolismo

Se trata de una de las opciones más caras que se pueden encontrar y no por la piscina en sí misma, sino porque suelen llevar aparejado un proyecto decorativo del paisaje. Además, para que el agua sea de calidad sin usar productos químicos, requiere la instalación de un sistema de depuración. El vaso de la piscina puede ser de diferentes materiales, desde el hormigón a la fibra de vidrio, pasando por el poliéster.

Piscinas de cristal

Está hecha de vidrio acrílico
Un diseño moderno y divertido / Piscinas Aop

Otro tipo que es tendencia es el de piscinas de cristal, también conocidas como piscinas con paredes de vidrio acrílico. Son piscinas que usan materiales especiales, muy resistentes y que permiten diseñar diferentes formas. Además, el vidrio puede usarse en toda la piscina (suelo y paredes), además de en pequeños detalles. Es una de las fórmulas más utilizadas por arquitectos y diseñadores.

Piscinas de acero inoxidable

Pueden construirse en cualquier suelo
El acero, uno de los materiales más resistentes / Piscinas.com

Son piscinas fáciles de mantener, con una elevada durabilidad y cuya estructura está hecha de acero inoxidable. Además, pueden construirse en cualquier tipo de suelos, incluso en rocosos. Sus diseños normalmente están prefabricados y los más vendidos son los de forma ovalada o rectangular. Su precio suele ser más elevado que las de hormigón o PVC.

Las piscinas aumentan el valor de una casa

Tener una piscina es uno de los factores que más aumenta el valor de una casa. De hecho, el último estudio publicado por idealista sobre esta materia sostiene que una casa con piscina cuesta cerca de 257.000 euros de media en España, frente a los 183.000 que cuestan las que no disponen de ella. Así, el precio aumenta un 40%, aunque también tiene un lado negativo: los gastos de comunidad son mayores debido a su mantenimiento y uso. De media, el gasto de comunidad anual es un 75% superior.

Las capitales de provincia en las que más influye la piscina en el precio de las casas son Santa Cruz de Tenerife, donde los precios varían un 99,1%. Le siguen Barcelona (97,5%), Lleida (90,1%) y Las Palmas de Gran Canaria (89,9%). Por el contrario, en Guadalajara los pisos con piscina son solo un 0,5% más caros, seguida por Murcia (0,7%), Ourense (1,5%), Salamanca (2,4%) y Bilbao (3%).