Información sobre vivienda y economía

La Generalitat aprueba una moratoria del alquiler de sus más de 20.000 pisos de VPO

Meritxell Budó
Meritxell Budó
Autor: Redacción

La Generalitat de Catalunya pone de su parte para que la crisis del coronavirus sea más llevadera para las familias que viven en su parque de pisos público. El Ejecutivo catalán ha aprobado una moratoria para el alquiler de los pisos de protección oficial. Hasta el momento, se ha suspendido el pago del mes de abril, pero se alargará lo que sea necesario.

Esta medida afecta a unas 20.000 familias que podrán pagar el alquiler de forma prorrateada durante los próximos doce meses. De media, los inquilinos de vivienda pública en Cataluña pagan un alquiler de 166 euros mensuales

El ejecutivo catalán calcula que la moratoria del pago tendrá un valor de más de tres millones de euros mensuales y afectará a aquellas personas que han perdido el trabajo o tienen menos ingresos debido a la crisis del coronavirus.

La concejal de Vivienda, Lucía Martín, añadió que “el Ayuntamiento siempre que las familias que residen en un piso público sufre una bajada de ingresos se adapta la renta a la nueva situación familiar”. Por lo que entiende que los inquilinos de las viviendas protegidas que gestiona el Institut Municipal de l’Habitatge de Barcelona están blindados ante las consecuencias que pueda tener el estado de emergencia, su situación laboral y el pago de las rentas.