Información sobre vivienda y economía

El color que facilita la venta de tu casa (fotos)

Autor: Redacción

Artículo escrito por matthieu bouchon, socio y director comercial de Barcelona home staging

Todo experto del sector inmobiliario, y todo propietario que puso en algún momento su piso o su casa en venta, lo sabe: la primera impresión es fundamental. Al comprador potencial le tiene que gustar el inmueble desde el primer momento de su visita, para que haya una posibilidad de venta.

Por esta razón son cada vez más los propietarios que cuidan la presentación de su inmueble y se aseguran que quede lo más atractivo que pueda – algo que no era tan obvio ni común en una época en la que se vendía cualquier cosa a cualquier precio. Muchos de ellos recurren a las técnicas del ‘Home Staging’, es decir de la preparación estética y práctica del inmueble.

Una de las etapas más destacadas de esta preparación es, muy a menudo, pintar el piso o la casa: paredes, techos, y a veces también puertas y Marcos. A la hora de emprender este trabajo previo a la venta, viene una pregunta: pintar, pero ¿De qué color? Cuando se trata de vender o de alquilar una vivienda, la respuesta es muy clara: de blanco. Aquí están las razones.

El blanco es frescor. Un tono apagado, deslucido, o superficies con manchas, grietas o agujeros, no son favorables cuando de atraer y convencer a un comprador se trata. El blanco es, con diferencia, la mejor opción para dar a una vivienda el tono limpio y fresco que se requiere para la comercialización de un inmueble.

 

El blanco es luminosidad. Nada mejor que el blanco para diferenciarse en este criterio clave para la venta que es la luminosidad de una vivienda.

 

El blanco es neutralidad. Si de vivir en la casa se tratara, el objetivo sería que quede más bonita, y que corresponda más con el gusto y con los deseos de sus propietarios; entonces sí que se pintaría de amarillo, de verde, de azul o de lo que sea. Pero el objetivo no es éste: se trata de vender la casa, y para esto nada mejor que pintar de blanco. Con el blanco, la neutralidad y la sobriedad son totales, cada uno se puede sentir cómodo desde el primer instante, y cada uno se puede ir imaginando cómo quedarían sus muebles, sus cosas y su vida en los espacios de una casa. Esto es lo que se requiere para vender: neutralidad y sobriedad, nada de personalización. El blanco es ideal para conseguir estos objetivos.

 

El blanco es ahorro. Pintar uniformemente de blanco es la opción más barata para el lavado de cara de un inmueble previo a la puesta en venta del mismo.

 

Los profesionales del ‘Home Staging’ ofrecen soluciones a medida para poner una vivienda a punto para su venta rápida y al mejor precio, y pintar de blanco es uno de los actos que incluyen en sus operaciones. Lo hacen además con un modelo de financiación 100%: el propietario paga 0 € hasta la venta de su inmueble.

 

Visitar la web de Barcelona home staging