Información sobre vivienda y economía

¿Harto de hacer reformas? Qué debes hacer para vivir 15 años sin ellas

Houzz
Houzz
Autor:

Las obras de reforma en una casa son muy molestas, no sólo por el ruido, las posibles demoras, sino también por la suciedad que se desprende. Toma nota de los consejos que te permitirán hacer una reforma integral flexible y con visión de futuro.

1. Elabora un ajustado y detallado programa de necesidades.

Toca añadir lo que siempre has querido tener. Así, no tendrás que reformar tu casa en los próximos 15 años. Por ejemplo, entre tus prioridades, puede estar que quien cocine no quede aislado mientras el resto de la familia está en el salón; o que es hora de tener un baño privado en el dormitorio.

2. Responde a las 6 preguntas que definirán el proyecto

Son tus gustos y rutinas los que darán forma a los nuevos ambientes de la casa, determinando las medidas ideales para la cocina, los cuartos de baño que se necesitan o la disposición de las áreas. Ese es el objetivo. Para ello, hay que responder a estas 6 preguntas:

¿Cuántos sois en la familia? (o cuántos queréis ser)

¿Qué edad tienen tus hijos?

¿Eres casero o inquilino?

¿Cuáles son tus necesidades de almacenamiento (presentes y futuras)?

¿Cuántas comidas haces?

¿Cuál es tu presupuesto real?

3. Proyecta de acuerdo al tipo de familia

  • Familia con hijos pequeños: piensa en ideas flexibles, para que la casa crezca junto con la familia. La habitación que ahora se usa para jugar –porque los niños duermen en una sola habitación–, en un futuro, será dormitorio, por lo que no puede estar ubicarla en la zona de día.
  • Familia con hijos en edad de emanciparse: haz los dormitorios más pequeños, reduciendo la cantidad de baños y dedicando más superficie para las zonas de día. También, el baño familiar se puede dividir en dos, para ganar uno privado en tu cuarto.
  • Familia de uno: no te ates a convencionalismos. Un único dormitorio abierto a la zona de día funcionará perfectamente.

4. Date gustos que no pasen de moda

Dejarse llevar por lo que está de moda, quizá no tenga sentido (ni valor) dentro de 10 o 15 años. Consejos para que esto no pase:

  • Apuesta por distribuciones de concepto abierto. Son fáciles de transformar en un futuro mediante divisiones de vidrio o tabiques de yeso laminado
  • Cuanto más sencilla y depurada sea la envolvente, más opciones tendrás de cambiar la decoración a lo largo de los años. Elige materiales que encajen con todo tipo de muebles y textiles, como la madera y los enlucidos lisos.
  • Invierte en un buen proyecto de distribución en la cocina. La estética de las cocinas suele cambiar cada década. Hace 15 años, por ejemplo, pocos eran los que instalaban electrodomésticos con frentes de acero o integraban la cocina al estar, mediante una isla. Lo mejor es dividir la cocina por zonas de trabajo.

Dale protagonismo a la luz natural con ventanas para cubiertas inclinadas o planas, tubos solares, ventanales amplios, paños fijos y patios interiores. Una casa luminosa es una casa que siempre funciona.

5. Actualiza instalaciones, sanea y aísla correctamente

Una reforma integral es la gran oportunidad para renovar las instalaciones y conseguir ambientes térmicamente más estables, fundamental para que la casa funcione bien durante más de 20 años. Lo que inviertas, se notará en un mantenimiento asumible y una reducción sustancial en las facturas.

Otras noticias en Houzz: