Información sobre vivienda y economía

Cómo solucionar los errores más comunes en decoración

Domus Nova
Domus Nova
Autor: Redacción

Un día llegas a tu casa y te das cuenta de que no te gusta. Tu habitación es oscura, las estanterías están a punto de reventar y tu cocina es todo menos acogedora. Aquí van unos trucos y consejos para darle un lavado de cara a tu hogar de forma sencilla y rápida.

Si te apetece un cambio en casa, y no quieres equivocarte, aquí tienes algunos consejos básicos. ¿Están pensando en pintar alguna pared? Los grises, negros y azul marino son los más populares. Lo importante, sin embargo, es una buena iluminación, clave para mantener la profundidad y evitar que el techo quede totalmente apagado. Al aplicar color a las paredes evitar recargar el espacio con muchos muebles.

Si eres un amante de la lectura, y tienes la estantería que va a explotar de libros, junto a las fotos de todos tus vajes, párate a pensar. Vas a tener que elegir las cosas que más te gustan y renunciar a otras. Haz un uso inteligente del espacio.

Vacía las estanterías y pon varias pilas de libros a un lado, y un objeto decorativo al otro. Ganar aire es lo importante.

Cuando decides decorar el salón, te decantas más por la elegancia, que por la comodidad. Pero no pierdas ni una cosa, ni otra. Coloca los sofás y las sillas de forma agradable para que fomenten la interacción. Es mejor crear un espacio para la charla y pasarlo bien que tenerlos pegados a la pared, simplemente.

Si eres un atrevido, añade un toque excéntrico a tu salón. Mira el ejemplo de la foto de abajo. Esta jirafa con bombín no pasa desapercibida.

 
Busca un sitio para tus cuadros. Seguro que tienes más de un cuadro o espejo heredado, fotografías antiguas o contemporáneas o algún retrato familiar. ¿Dónde colocar tanta cosa? El error más común es colgar los cuadros demasiado altos.
 

Pero si te vas a un caso extremo, y no ha cambiado nada en los últimos años, lo mejor es cambiar de accesorios. Renueva la ropa d cama y las almohadas; atrévete y cambia las cosas de sitio: las sillas, las lamparas y las alfombras.