Información sobre vivienda y economía

5 trucos muy fáciles para tener una casa organizada

Houzz
Houzz
Autor: houzz

Ahora que llega el otoño y pasaremos más tiempo en casa, apúntate estos trucos fáciles y efectivos que te contamos desde Houzz para esas zonas de las que a veces nos olvidamos.

En la entrada, una pequeña bolsa para dejar los papeles

La entrada es un lugar importante porque es lo primero que se ve al llegar a casa. Ahora en otoño es, además, el lugar en el que dejaremos botas, paraguas, etc. En todo caso, nuestro truco no tiene que ver con colocar los zapatos o abrigos, sino con un sencillo gesto que ayudará a que todo esté más recogido y despejado: coloca una bolsa de papel o tela en algún lugar donde no se vea para dejar todo lo que vacíes del buzón (publicidad, cartas o facturas que no necesitas guardar, etc). Una vez llena, lo tendrás fácil para vaciarla en el contenedor de papel.

 

En la cocina, un cajón metálico para almacenar los cubiertos

Muchas veces guardamos los cubiertos en incómodos cajones, a veces todos mezclados. En otras ocasiones, usamos separadores de madera. Nuestro truco es que renueves tus cajones con separadores metálicos y organices en ellos tus cubiertos. La ventaja de los separadores metálicos es que se pueden lavar fácilmente y son más higiénicos.

En la despensa, unas etiquetas para saber qué es cada cosa

En la despensa, limpieza y orden son vitales. Coloca lo que más suelas usar para cocinar al alcance de la mano. Unas etiquetas te ayudarán a reconocer rápidamente cada cosa y también si tienes que comprar más o no. Ojo con las lastas de conserva. Sí, sabemos que la fecha de caducidad es mayor, pero no te despistes.

Los túper, por tamaños y colores

Por ejemplo, reserva un cajón con gaveta para colocarlos todos. Organiza las tapas por tamaños y colores y los túper guárdalos encajados ¡y bien secos! para que te ocupen menos y duren más tiempo.

 

Repasa, limpia y guarda los muebles del jardín o la terraza

Para los que cuenten con un balcón, una terraza o un jardín, ahora es el momento de guardarlo todo. Límpialo y repasa tornillos o engranajes. Haz lo mismo con los cojines. Si lo guardas bien, la próxima primavera no tendrás nada más que desenfundar, sacudir… y listo para disfutarlos de nuevo. Haz lo mismo también con la barbacoa.