Información sobre vivienda y economía

Ocho consejos para eliminar la condensación y la humedad en las ventanas

Foto de Markus Spiske en Pexels
Foto de Markus Spiske en Pexels
Autor: Redacción

En invierno, el frío exterior contrasta con el ambiente cálido de nuestra casa, y el exceso de humedad en las ventanas puede ser un verdadero dolor de cabeza. El moho, los hongos, las manchas negras o la descomposición de la madera son algunos de los problemas que pueden surgir. Por eso es tan importante prevenir y mantener la casa libre del fenómeno de la condensación. En el artículo de hoy te dejamos algunos consejos que te pueden ayudar.

Ventilar bien la casa

Ventilar la casa a diario, favoreciendo la circulación del aire, ayuda a combatir los problemas de humedad y condensación. Y es por eso que abrir las ventanas es tan importante para "limpiar" los ambientes interiores.

Abri bien las cortinas

Abrir las cortinas y persianas permitirá que el aire circule por las ventanas y evitará la aparición de humedad y condensación.

Unsplash
Unsplash

Mantener una temperatura constante

Para evitar el fenómeno de la condensación, es fundamental mantener una temperatura constante y templada en el interior. Si hace demasiado calor, abre las ventanas para bajar la temperatura. Si hace demasiado frío, es recomendable utilizar algún tipo de calefacción.

Usar deshumidificadores en varias habitaciones

Los deshumidificadores absorben la humedad, eliminando el vapor de agua contenido en el aire, evitando la condensación. Son buenos aliados a la hora de combatir este fenómeno.

Usar extractores de aire

Especialmente en la cocina, este tipo de sistemas son fundamentales para eliminar el vapor de agua, los olores y el calor. También son importantes en el baño.

Pexels
Pexels

Evitar secar la ropa dentro de casa

Si no tienes otra opción que colgar la ropa en el interior, déjala en una habitación bien ventilada y abre las ventanas, por ejemplo.

Selle los espacios alrededor de puertas y ventanas

Una forma de evitar que el frío entre en la casa y enfríe las paredes y ventanas, algo que es más preocupante en invierno.

Invertir en buenas ventanas

Reemplazar las ventanas puede aumentar la eficiencia energética de la casa. Además, te permitirá ahorrar más dinero en las facturas de la luz a fin de mes.