Información sobre vivienda y economía

Un estudio de arquitectura español se lleva un premio internacional por su diseño de paritorios

el estudio español Parra-Müller es el responsable del proyecto / David Frutos
el estudio español Parra-Müller es el responsable del proyecto / David Frutos
Autor: @Lucía Martín (colaborador de idealista news)

Lo de “parirás con dolor” ha quedado obsoleto. El estudio Arquitectura de Maternidades se ha llevado un premio internacional por su diseño de paritorios. Y no hablamos solo de diseño: en uno de los centros donde ya se ha implantado, la tasa de cesáreas es tres veces menor.

Los españoles en general nos vendemos mal, o mejor dicho, no nos sabemos vender. Tendemos a pensar como en un eterno complejo de inferioridad, que lo mejor viene de fuera, por eso luego nos sorprenden titulares como los de este artículo. Porque hay que decirlo mucho y más alto: en España hay mucho talento. Y una demostración más de ello es el premio que se han adjudicado estas dos arquitectas, el primer premio de Diseño Interior en Infraestructuras Sanitarias. Para hablar claro: algo así como el Oscar del diseño sanitario. ¿Cuál ha sido su idea? Un paritorio que en vez de un quirófano sea un lugar más acogedor, donde la futura madre no se siente atemorizada sino tranquila. Porque diseño, funcionalidad y belleza no están reñidos con avances técnicos y personal sanitario.

Un paritorio que en vez de un quirófano sea en un lugar más acogedor. / David Frutos
Un paritorio que en vez de un quirófano sea en un lugar más acogedor. / David Frutos

Las arquitectas del estudio español Parra-Müller han recogido en Chicago el premio internacional IIDA de diseño de interiores en el ámbito sanitario, por el proyecto de un paritorio, la nueva unidad de parto del Hospital Universitario HM Nuevo Belén en Madrid. “Llevamos muchos años escuchando a las mujeres y sus historias de parto. Cada una diferente pero con ejes comunes que nos han servido para saber cómo proyectar una sala de partos”, explica Marta Parra, quien añade que “las necesidades de las mujeres no están en la hoja de ruta de la vanguardia arquitectónica. La arquitectura no ha pensado demasiado en ellas”.

Si hemos de ser sinceros, ni la arquitectura ni otras disciplinas… Pero volvamos con las premiadas. Parra-Müller forma parte de una red que, junto con Virai Arquitectos y Luoka Espacios de Aprendizaje, abordan proyectos de arquitectura para distintos sectores: sanitario, equipamiento público y educativo, etc. Con un leit-motiv: el diseño centrado en el usuario”.

David Frutos
David Frutos

¿Cómo surge la idea de “remozar” los paritorios? “Desde nuestras propias experiencias como madres, comenzamos a trabajar el modo en que el entorno debería facilitar el parto y nacimiento, y claramente, el modelo “tradicional” con paritorio con potro en el centro y mujer abierta de piernas ante un grupo de personas con mascarillas, no lo hacía.

Más bien al contrario: descontextualizaba tanto a la persona que, lejos de vivir con protagonismo el momento del nacimiento de su bebé, pasaba a sentirse un mero contenedor. Comenzamos a viajar por Europa y ver cómo se atendían los partos en otros países, con mucho respeto a la intimidad de la madre, y a la fisiología del proceso, y con resultados obstétricos similares. Así que decidimos hacer algo: nos propusimos cambiar los paritorios de España, para que el espacio funcionase como ese “tercer cuidador” pasivo pero eficaz”, explica Parra.

El Ministerio de Sanidad fue uno de los primeros en confiar en ellas, les encargó un documento de estudio sobre el impacto de los espacios en las áreas de maternidad. Y desde entonces, son varios los hospitales que han modificado su zona de partos.

David Frutos
David Frutos

¿Varía mucho el coste de dichos espacios por contar con estos diseños? No: “Nuestras propuestas no necesitan de un exceso de equipamiento médico de alta tecnología, más bien al revés, creemos que es posible conseguir buenos resultados con pocos y pensados elementos. En el mercado hay muchos productos que, en aras de la “humanización” prometen esa calidez, aunque a precio de oro (lámparas, camas con más botones que un avión, etc). Y no, no es necesario: un buen proyecto pensado por profesionales expertos es garantía de excelentes resultados, y a un coste más que razonable”, cuenta.

David Frutos
David Frutos

Y su apuesta, funciona: no porque lo digan ellas, sino por el 'feedback' de las usuarias: “Es la parte más bonita del proyecto: las mujeres nos contactan, nos mandan fotos de su parto, nos escriben cómo se sintieron, quieren que contemos con ellas si en algún momento pueden sernos útiles. Y todas coinciden en las mismas sensaciones de calma, de confort, de “oasis”, finaliza. Y no es solo confort, son datos: en la Unidad de Parto Normal de Nuevo Belén la tasa de cesáreas es tres veces menor que en el resto del hospital.

Actualmente están trabajando en un pabellón para el Hospital Oncológico de Día en Aranda de Duero, Burgos.

Marta Parra y Ángela Müller, las fundadoras del estudio español Arquitectura de Maternidades / David Frutos
Marta Parra y Ángela Müller, las fundadoras del estudio español Arquitectura de Maternidades / David Frutos