Información sobre vivienda y economía

Cinco muebles de interior que podrás utilizar en tu terraza

Habitissimo
Habitissimo
Autor:

Cuando llega el buen tiempo, la terraza se convierte, sin duda, en el espacio de la casa favorito para muchos. Por ello, es importante amueblarla y decorarla para que sea cómoda y acogedora. Pero no siempre es necesario invertir un dineral en ello.

La primera intención, sin duda, es elegir mobiliario de exterior, y es una buena decisión. Pero también hay muebles de interior que podrás aprovechar, o incluso reciclar, para que tu terraza sea esa sala de estar o ese comedor perfectos donde pasar horas y horas. Te mostramos ideas de cómo elegir esos muebles para la terraza de la mano de Habitissimo.

Mesas y sillas de madera

Si estás pensando en renovar el mobiliario de casa, siempre puedes dar una segunda vida a esos muebles viejos. Mesas y sillas, siempre y cuando no sean muy voluminosas, serán perfectas para una terraza con algo tan sencillo como un “lavado de cara”.

No hace falta ser un manitas, aunque sí tener herramientas adecuadas y algo de paciencia. Lijando bien la superficie, aplicando un tratamiento protector y pintando el conjunto con algún color primaveral, tendrás un comedor alegre y con un toque vintage que no pasará desapercibido.

Habitissimo
Habitissimo

Mecedoras o sillones

Una mecedora puede dar mucho juego en una terraza. Es un elemento que no cuesta mucho mover, de modo que, si tienes una en casa y la terraza está cubierta, siempre puedes sacarla mientras dure el buen tiempo.

Pero si buscas una solución más permanente, puedes hacer lo mismo que con la mesa y las sillas. Si además de pintarla cambias la tapicería o la adornas con unos cojines llamativos, el resultado será estupendo.

Aún puedes hacer aún algo diferente. Si es lo suficientemente robusta, quitando la base y añadiendo unas cuerdas, es sencillo transformar la mecedora en un columpio. Eso sí, debes asegurarte no solo de que la estructura aguanta, también el lugar del que vayas a colgarla.

Habitissimo
Habitissimo

Cunas

A la hora de hacer un sofá para la terraza o el jardín, los palets están muy de moda, son una forma económica y sencilla de tener ese rinconcito para descansar. Pero si guardas una cuna que ya no necesites, solo tendrás que retirar el lateral abatible, darle una mano de pintura y poner unos cojines que sean cómodos y bonitos.

Si además tienes unas cestas de mimbre que ya no uses, puedes colocarlas debajo para tener ese pequeño espacio de almacenamiento que siempre viene bien en una terraza.

Aparadores

Seguro que vas a pasar mucho tiempo en la terraza, y necesitarás un lugar donde guardar alguna manta para cuando refresque o los cubiertos y el menaje necesario para comer en ella. Un sencillo aparador o una cómoda pueden hacer perfectamente esa función. Si no te apetece demasiado pintarlos, adórnalos con unas macetas vistosas. Ya sabes que las plantas en una terraza no solo visten mucho, sino que además ayudan a refrescar el ambiente.

Habitissimo
Habitissimo

Muebles de bambú o materiales sintéticos

Materiales naturales como el bambú o el ratán son tendencia y, en los diseños más vanguardistas, los protagonistas son los sintéticos, como el metacrilato o los plásticos. Si tienes mobiliario de interior de estas características, puedes hacer “mudanza” sin problemas a la terraza porque resisten bien a la intemperie.

Habitissimo
Habitissimo

Así podrás aprovechar al máximo la mesa de la cocina, ese sofá en el que te sientas a leer tranquilamente o la mesa en la que los niños hacen los deberes o las manualidades.

Además de todas estas ideas, hay otras muchas para aprovechar los muebles de interior para vestir la terraza: una mesa auxiliar o un puff se pueden transformar en elementos muy “veraniegos” cubriéndolos con una funda hecha de cuerdas o macramé, es posible transformar cajones de cualquier clase en jardineras y customizar un sofá es tan sencillo como cambiar los almohadones por otros de colores o motivos más vivos.

En definitiva, con un poco de imaginación, es fácil dar una nueva vida en la terraza a esos muebles de interior que ya no nos gustan o no vamos a utilizar. O, siendo un poco más previsores, renovando el mobiliario de la casa con muebles fabricados en materiales que, en un momento dado, soporten bien las condiciones en el exterior.