Información sobre vivienda y economía

El BCE podría subir los tipos de interés antes de lo previsto por la inflación

Christine Lagarde, presidenta del BCE / Gtres
Christine Lagarde, presidenta del BCE / Gtres
Autor: Redacción

El Banco Central Europeo planea aumentar para 2025 sus tipos de interés, fecha en la que prevé alcanzar su nuevo objetivo de inflación, según un informe interno de la entidad. Esto supone un adelanto en el calendario de las previsiones que manejaban los expertos.  

El guardián del euro ha mantenido los tipos de interés en mínimos históricos en los últimos años. El precio del dinero, por ejemplo, permanece congelado en el 0,0% desde primavera de 2016, mientras que las tasas de depósito (lo que cobra el BCE a la banca por dejar guardada su liquidez en las arcas del organismo), llevan en negativo desde 2014. 

Sin embargo, algunos inversores están valorando una subida de tipos para finales de 2023. Un escenario que confirma las perspectivas de inflación a largo plazo que prevé el BCE, según analizaba el economista Philip Lane (miembro del comité ejecutivo).

En las últimas semanas, ha aumentado el debate sobre la rapidez con la que los principales bancos centrales revertirán los programas de estímulo masivo que lanzaron para contrarrestar la pandemia el año pasado y cuándo comenzarán a subir los tipos en respuesta al aumento de la inflación. El BCE ha luchado durante varios años para impulsar la inflación hasta su objetivo y sobreestimando constantemente el crecimiento futuro de los precios.

Si bien algunos analistas predicen que la Reserva Federal de EE. UU. podría comenzar a subir las tasas de interés el próximo año si la economía continúa recuperándose, la mayoría espera que el BCE lo haga mucho más tarde.  

Según declaraba el BlackRock Investment Institute la semana pasada, “la fecha probable de despegue se ha pospuesto más allá de nuestro horizonte de cinco años, y es posible que solo veamos al BCE incrementando sus tipos a finales de esta década ".  

La inflación se ha disparado este año en todo el mundo y alcanzó en la eurozona un aumento del 3% en agosto. El BCE ha dicho que esto se debe a factores "transitorios" y ha pronosticado que el crecimiento de los precios volverá a disminuir por debajo de su objetivo el próximo año antes de alcanzar el 1,5% en 2023.

Financial Times
Financial Times

Lane afirmó que este escenario muestra cómo la inflación volverá al 2% poco después de los tres años pronosticados. El eurosistema niega estas declaraciones: “la conclusión de que un despegue de las tasas de interés podría llegar ya en 2023 no es coherente con nuestra guía futura”. Lane ha dejado claro que, si el BCE continúa con un alto nivel de estímulo monetario puede alcanzar su objetivo del 2% a lo largo del tiempo, sin mencionar una fecha específica.

El BCE, que dijo la semana pasada que ralentizaría sus compras de activos en respuesta a la mejora de las condiciones financieras, ha decidido establecer nuevas condiciones antes de subir los tipos de interés, un movimiento que para los analistas supone dificultar la subida del precio del dinero.  

Para subir los tipos, el BCE debe prever que la inflación alcanzará el 2% en 18 meses y se mantendrá en ese nivel durante otros 18 meses. Al mismo tiempo, la "inflación subyacente", que excluye los precios volátiles de la energía y los alimentos, debe aumentar lo suficiente como para alcanzar el objetivo. También dijo que toleraría un rebasamiento "moderado" de su objetivo durante un "periodo transitorio". 

Si el escenario interno revelado por Lane es correcto, significa que el BCE podría cumplir las condiciones para empezar a subir los tipos a finales de 2023.