Información sobre vivienda y economía

Sorteo 11 del 11: cuántos impuestos hay que pagar por cada premio que reparte la ONCE

Autor: Redacción

Se acerca el sorteo extraordinario del 11 del 11, en el que la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) repartirá una decena de premios diferentes.

El más suculento es de 11 millones de euros, aunque el sorteo también incluye otros 11 premios de un millón de euros, otros 11 de 111.000 euros, 119 de 40.000 euros y otros 1,2 millones de premios inferiores a 2.500 euros.

En total, el Sorteo 11 del 11 de la ONCE podría repartir hasta 43 millones de euros, de los que 5,5 millones se irán directamente a parar a Hacienda. Dicho de otro modo, el fisco va a quedarse con un euro por cada ocho que va a repartir el sorteo extra de esta noche.

Como recuerda la Agencia Tributaria, la Ley 16/2012, de 27 de diciembre, sometió a tributación (a través de un gravamen especial) todos aquellos premios pagados correspondientes a sorteos celebrados a partir del 1 de enero de 2013 de las loterías y apuestas organizadas por el Estado, las Comunidades Autónomas, Cruz Roja y la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE).

En todos estos casos, los ganadores deben saber que los primeros 2.500 euros del premio están exentos de impuestos, aunque a partir de dicha cantidad el gravamen que se aplica asciende al 20%, independientemente del dinero del premio. Ése será el impuesto a pagar, sin importar que hayamos ganado 5.000 euros o 5 millones.

Según el fisco, todos los premiados recibirán el dinero con ese tributo ya descontado. Así pues, en el caso hipotético de que nos tocaran hoy esos 11 millones de euros, cobraríamos directamente 8.800.500 euros, mientras que los 2.199.500 euros irán a parar a Hacienda sin pasar antes por nuestras manos.

En cambio, los ganadores de uno de los once premios de un millón de euros, deben saber que la tributación reducirá su retribución hasta 800.500 euros, mientras que los 199.500 euros restantes irán a parar al Ministerio que dirige Cristóbal Montoro.

La retención de los otros 11 premios de 111.000 euros será de 21.700 euros, lo que dejará el premio definitivo de cada ganador en 89.300 euros, mientras que el ganador de 40.000 euros (hay 119 premios que reparten esta cantidad) deberá entregar al fisco 7.500 euros, lo que le permitirá quedarse con 32.500 euros netos.

Ahora bien, no podemos olvidar que están en juego otros 15,05 millones de los que Hacienda no se llevará nada, ya que están repartidos entre diferentes premios que van desde un máximo de 2.500 euros a un mínimo de 6 euros, precisamente el coste de cada uno de los décimos.

¿Qué hay del IRPF?

Siempre que el ganador del boleto sea una persona física, asegura el blog de ING Direct, el importe que ha ganado no tendrá ningún impacto en su declaración del IRPF, es decir, no pagará más impuestos por el hecho de ganar esa cantidad de dinero. Pero si por ejemplo ahorra una parte e invierte otra deberá tributar por las plusvalías que obtenga a través de dicha inversión.

Según explica la Agencia Tributaria, "los contribuyentes del IRPF que resulten agraciados y hayan soportado la retención en el momento del abono del premio, o no la hayan soportado por ser su cuantía inferior a 2.500 euros, no tendrán que presentar ninguna otra autoliquidación".

En cambio, en el caso de una empresa, "el impuesto sobre el premio provocaría una retención inicial igual (un 20% del mismo), que deberá ampliarse hasta completar el tipo que le corresponda por el Impuesto de Sociedades".