Información sobre vivienda y economía

España es uno de los países europeos que menos recauda a través de impuestos medioambientales

Autor: Redacción

Todos los países de la Unión Europea aplican los llamados impuestos medioambientales, tributos que recaen sobre el transporte, la energía, la contaminación y el uso de determinadas materias primas.

Sin embargo, la recaudación que consiguen los Veintiocho gracias a este gravamen es muy diferente. Según recuerdan las cifras de Eurostat, la oficina de estadísticas comunitaria, en el conjunto del Viejo Continente los impuestos medioambientales suponen un 6,3% de los ingresos fiscales, mientras que en países como Bulgaria o Eslovenia, que lideran el ranking, representan más de un 10%.

Las principales potencias (Alemania, Francia, España, Suecia…), en cambio, están a la cola de la clasificación, ya que este tipo de impuestos ni siquiera llegan a representar un 6% de los ingresos fiscales.

En concreto, la mayor aportación de los impuestos medioambientales al conjunto de ingresos fiscales se registra en Eslovenia (10,5%), Bulgaria (10,1%) y Croacia (9,6%). Los Países Bajos y Dinamarca se sitúan en un 9%, mientras que Irlanda llega al 8,5%. Grecia, Malta y Chipre comparten un 8,2%, al tiempo que Estonia e Italia están en torno al 8%. Reino Unido alcanza un 7,4% y supera –junto a Hungría, Finlandia y Portugal- el promedio de la UE-28.

España, por su parte, recauda un 5,7% de los ingresos fiscales mediante impuestos medioambientales, lo que nos sitúa en la séptima peor posición de la tabla. Luxemburgo, Austria, Suecia y Alemania cuentan con cifras cercanas al 5,5%. Bélgica y Francia, ambos con un 4,5%, cierran la clasificación.

El Instituto de Estudios Económicos (IEE), que se ha hecho eco de las cifras oficiales, recuerda que “los impuestos sobre la energía son los que más contribuyen al conjunto de impuestos medioambientales, ya que suponen un 77% del total en comparación con un 20% para los impuestos sobre el transporte y un 3% que corresponde a los impuestos sobre la contaminación y uso de determinadas materias primas”.