Información sobre vivienda y economía

Cuándo rectificar el IRPF y cambiar de tributación conjunta a individual si sale mejor

Autor: Redacción

La declaración de la renta pueda presentarse de forma individual o conjunta, pero una vez elegida la opción de tributar ya no es posible modificarla después presentando nuevas declaraciones. Sin embargo, una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León permite modificar dicha opción, pero sólo en caso de que el contribuyente haya percibido con retraso la remuneración de su empresa.

El TSJ de Castilla y León ha permitido a un trabajador modificar la opción de tributación de su declaración de IRPF de 2013 por recibir con atraso los rendimientos del trabajo, en fecha superior a la de la presentación de la declaración. En el caso en cuestión, la declaración de tales atrasos aumentaba considerablemente los rendimientos y hacía más beneficiosa la opción por la tributación individual.

“En el caso de la sentencia, el contribuyente acreditó la situación de incertidumbre existente sobre la posibilidad de cobrar dichos atrasos, teniendo en cuenta las dificultades económicas por las que atravesaba la empresa. En concreto, varias empresas del grupo se encontraban en concurso voluntario, y los trabajadores habían visto reducida sus retribuciones de forma unilateral por la empresa, pocos meses antes de la presentación de la declaración de IRPF de 2013”, señala José María Salcedo, socio del despacho Ático Jurídico.

Es decir, hubo un cambio en las circunstancias objetivas de la empresa respecto al momento en que se presentó la declaración de IRPF de dicho ejercicio y, por tanto, fue una causa no imputable al contribuyente. Y es que la empresa pagó el abono de los atrasos de 2013 una vez salió de la situación de crisis y que fue meses después de presentar el demandante la declaración de la renta.

Eso sí, Salcedo recuerda que la simple percepción de atrasos no permite modificar la opción de tributación en el IRPF, sino que es necesario que el contribuyente además no pudiera prever que dichos atrasos iban a ser finalmente cobrados.

En qué casos puede modificarse la opción de tributación

El artículo 83.2 de la Ley 35/2006 declara que la opción por la tributación conjunta no puede ser modificada con posterioridad respecto del mismo, una vez finalizado el plazo reglamentario de declaración. Y el artículo 119.3 de la Ley General Tributaria se mantiene también en esta línea.

Sin embargo, hay excepciones. Por ejemplo, el TSJ de Cataluña permitió a un contribuyente cambiar la declaración conjunta a individual por un error en su borrador por parte de Hacienda. El TSJ de Madrid también ha considerado la existencia de un error en el caso de dos contribuyentes que marcaron la opción de tributación conjunta en su declaración, pero que luego presentaron dos declaraciones, incluyendo únicamente sus rendimientos en cada una. “Considera el TSJ madrileño que, si hubiesen tenido intención de presentar su declaración de forma conjunta, sólo hubiera presentado una declaración, y no dos”, sentencia Salcedo.