Información sobre vivienda y economía

Las propuestas fiscales del 28A: los impuestos que quieren subir o bajar los principales partidos políticos

Los programas de los principales partidos para las Elecciones Generales del 28 de abril tienen un apartado especial a los impuestos, aunque con diferentes visiones y propuestas. Mientras el bloque de izquierdas propone revisar las bonificaciones, subir impuestos a las rentas altas y crear tributos específicos para bancos o tecnológicas, el de derecha propone rebajas del IRPF y Sociedades, y la supresión de figuras como Patrimonio o Sucesiones.

Resumimos las propuestas fiscales de cada formación, teniendo en cuenta la representación parlamentaria de la última legislatura. Además, incluimos a Vox por el peso que le conceden las últimas encuestas:

Las propuestas fiscales del PP

El partido capitaneado por Pablo Casado ha publicado un programa que sirve de base para las tres citas electorales: generales, autonómicas y municipales. Entre las 500 propuestas que recoge el documento encontramos un capítulo entero con propuestas para llevar a cabo una revolución fiscal. Estas son las más destacadas:

  • Bajar el IRPF. La rebaja afectará a todos los contribuyentes y el tipo máximo se situará por debajo del 40%.
  • Aumentar las deducciones a jóvenes y familias. La formación asegura que en las comunidades autónomas en las que gobierne se establecerán deducciones en el IRPF para menores de 35 años y familias con al menos un hijo. Además, en esas comunidades no se crearán nuevas figuras tributarias.
  • Rebajar el Impuesto de Sociedades. El tipo máximo se situará por debajo del 20%, frente al 25% actual.
  • Suprimir el Impuesto sobre el Patrimonio.
  • Eliminar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en el caso de las transmisiones entre padres e hijos y al resto de la línea descendiente, así como entre cónyuges.
  • Eliminar el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) para la constitución de hipotecas en la compra de la vivienda habitual.
  • Reducir el IBI. En los municipios donde gobierne, este impuesto se reducirá de forma progresiva hasta el mínimo legal.
  • Impulsar el cambio de la fiscalidad para la adquisición de nuevos vehículos, reformando el Impuesto de Circulación para los nuevos vehículos matriculados que se fijará en función de las emisiones y el consumo energético.
  • Exenciones a los parados de larga duración. Quienes inicien un negocio llevando al menos un año en situación de desempleo no pagarán impuestos por los beneficios obtenidos durante los dos primeros años.
  • Promover la claridad fiscal. La Agencia Tributaria remitirá a cada contribuyente de manera anual un Informe de Transparencia Fiscal que detalle las cantidades satisfechas el año anterior por cada contribuyente en concepto de IRPF, cotizaciones (tanto por parte del empleador como del empleado en caso de trabajadores por cuenta ajena), IBI e IVTM.
  • Reforzar las políticas de lucha contra el fraude fiscal, potenciando el uso de los medios humanos y tecnológicos.
  • Impulsar la reforma del sistema de financiación autonómica basado en los principios de igualdad, equidad, transparencia y corresponsabilidad fiscal. A través de la Comisión Nacional de Administración Local, propone una reforma del sistema de financiación de los ayuntamientos.
  • Eliminar las tasas que graban específicamente al turismo
  • Reformar la regla de gasto, de acuerdo a los estándares europeos y para garantizar la financiación adecuada de todos los servicios públicos y la sostenibilidad del sistema de pensiones.
  • Los ayuntamientos que presenten superávit presupuestario y no tengan deuda, se podrán bonificar los impuestos locales para el fomento de la actividad económica y la creación de empleo. Se prestará, además, una especial atención a grupos vulnerables, incluyendo familias numerosas, familias con hijos con discapacidad, familias con dependientes a cargo, pensionistas, víctimas de violencia de género, parados de larga duración y desempleados mayores de 52 años.
  • Impulsar una amplia reforma fiscal para dinamizar la inversión de capital privado y favorecer el acceso a financiación de emprendedores que incluirá reformas para el venture capital o los fondos de capital riesgo, entre otros.
  • Elaborar una política de incentivos fiscales dirigida a las empresas altamente innovadoras basadas en tecnología habilitadora de la Industria. Además, promete incentivos fiscales para incorporar profesionales e investigadores de alta cualificación.
  • Crear un Blindaje Fiscal del ahorro para la jubilación. Entre otras cosas, permitirá extender los beneficios fiscales de los planes de pensiones a la vivienda habitual y a los planes de ahorro.
  • Aplicar una exención, con un límite en la renta sobre la que podrá aplicarse, en el pago del IRPF cuando se continúe la actividad profesional sin cobrar la pensión de jubilación.

Las propuestas fiscales del PSOE

El partido liderado por Pedro Sánchez tiene varias medidas fiscales en su programa ‘110 compromisos con la España que quieres’, aunque es la formación con menos propuestas en esta materia:

  • Convergencia paulatina hacia el promedio de recaudación de la Unión Europea. Con esta medida quieren reforzar la progresividad del sistema fiscal, incrementando la aportación de las grandes empresas, y de los contribuyentes de ingresos más altos y con mayores patrimonios.
  • Mejorar la equidad entre la fiscalidad de las rentas del capital y las rentas del trabajo.
  • Adaptar la fiscalidad a la economía del siglo XXI, promoviendo la armonización a nivel europeo. Esto significa la puesta en marcha de impuestos sobre determinados servicios digitales, el impuesto sobre transacciones financieras y un impulso a la fiscalidad ambiental que desincentive la contaminación y favorezca la transición ecológica.
  • Revisar los beneficios fiscales y los incentivos a la contratación, entre otras cosas, dentro del compromiso para mejorar la eficiencia, la progresividad y la calidad del gasto público.
  • Aprobar una Ley contra el fraude fiscal para prevenir y combatir las nuevas formas de evasión, así como aumentar los activos de la Inspección de Hacienda y luchar contra los paraísos fiscales.

Las propuestas fiscales de Podemos

El programa del partido capitaneado por Pablo Iglesias incluye una batería de medidas relacionadas con los impuestos en su programa ‘Para un nuevo país’, que contempla más de 260 medidas. Desde reformar el IRPF hasta recuperar el gravamen de patrimonio y sucesiones o simplificar el Impuesto de Sociedades. Con el compromiso de aumentar entre 30.000 y 40.000 millones de euros los ingresos. Estas son sus propuestas:

  • Reformar el IRPF. La formación quiere ampliar el número y los tipos de tramos que existen para las rentas que superen los 60.000 euros anuales, ampliar del 45% al 47% el tipo marginal de las rentas que superen los 100.000 euros y hasta el 55% en el caso de rentas superiores a 300.000 euros, corregir la dualidad de la tarifa entre las rentas del trabajo y el ahorro para avanzar a una tarifa única. Además, quiere reducir el tipo del primer tramo no exento del IRPF (el tramo más bajo) al 18%.
  • Modificar el Impuesto de Sucesiones. Propone que el peso del Impuesto de Sucesiones y Donaciones recaiga en las rentas altas. Se compromete a armonizar los tipos con las CCAA para intentar que se apliquen los mismos en todo el Estado, a crear una tributación mínima no bonificable, a bajar el mínimo exento de 700.0000 euros a 400.000 euros, así como a revisar las deducciones y bonificaciones que existen. También abogan por “acabar con las sicavs tal y como las conocemos hasta ahora”, regulando su régimen fiscal, controlando el número de socios, fijando periodos máximos de permanencia y un porcentaje de participación máximo para cada inversor, entre otras cosas. También quiere eliminar la exención del IBI de la que goza la Iglesia.
  • Cambios en el IVA. Propone buscar otra estructura de los diferentes tipos para mejorar su impacto redistributivo, aumentar los productos que se incluyen en el tipo superreducido del 4% (por ejemplo, añadir más alimentos y bebidas no alcohólicas) y bajar del tipo general (21%) al reducido (10%) todos los suministros básicos (calefacción, gas y electricidad). También apuesta por reducir el IVA de los servicios veterinarios y productos de higiene femenina y crear una nueva figura para gravar los artículos de lujo con un 4% adicional (pasarían al 25%) para compensar la caída de la recaudación de las medidas anteriores.
  • Recuperar los impuestos pagados de más con las hipotecas. Quiere que las personas hipotecadas recuperen todos los impuestos relacionados con las hipotecas que no debieron pagar, según sentenció el Tribunal Supremo. Para ello, la Agencia Tributaria recabará estos impuestos de los bancos con carácter retroactivo.
  • Crear un nuevo impuesto para las grandes fortunas que sustituya al de Patrimonio. Con el tributo quiere recaudar un 1% del PIB y se aplicará a partir del millón de euros. Tendrá un mínimo exento por primera vivienda de 400.000 euros y gravará con un 2 % los patrimonios de más de un millón de euros, con un 2,5% los patrimonios de más de 10 millones de euros, con un 3% los patrimonios superiores a los 50 millones y con un 3,5% los patrimonios de más de 100 millones de euros, de forma que la mayor parte del impuesto recaiga sobre los mil patrimonios más altos del país. Este impuesto sustituirá al actual impuesto sobre el patrimonio, que es inoperativo, y no podrá bonificarse por parte de las comunidades autónomas.
  • Crear un tipo mínimo en el Impuesto de Sociedades. Su propuesta se basa en establecer un tipo efectivo mínimo del 15% (tras aplicar las deducciones) sobre el rendimiento neto positivo de las empresas, que se elevará al 20% en el caso de bancos y empresas de hidrocarburos. El tipo para las pymes que facturen menos de un millón de euros al año pasará del 25% al 23%.
  • Prohibir el uso de sociedades pantalla para pagar menos impuestos por la casa. Esta propuesta prevé evitar la práctica de tener la vivienda a través de la titularidad de una sociedad, no en propiedad directa, para pagar menos impuestos por su compra y tenencia. La prohibición dejaría sin efecto estas operaciones.
  • Dentro de su plan de lucha contra el fraude fiscal, la formación quiere impulsar la coordinación entre las distintas administraciones tributarias, crear una comisión de expertos para poner coto a los fraudes, aumentar el personal de la Agencia Tributaria, crear una ‘lista negra’ de paraísos fiscales y revisar la fiscalidad de las socimis, las sociedades de capital riesgo, las sicavs y las entidades de tenencia de valores extranjeros (ETVE). También quiere ampliar el plazo de prescripción de los delitos fiscales a 10 años, tipificando el delito fiscal los fraudes que superen los 50.000 euros.
  • Establecer una fiscalidad verde. Para desincentivar el uso de fuentes de energía contaminantes y apostar por la limpia, quiere impulsar la convergencia de la presión fiscal medioambiental española (1,6% del PIB) hacia la media de la Unión Europea (2,4% del PIB). Para ello tomará medidas como revisar los beneficios fiscales existentes sobre hidrocarburos y carbón, crear una exención sobre la electricidad para as instalaciones renovables de menos de 100 kilovatios, igualar los impuestos de gasolina y diésel, o estudiar la posibilidad de establecer tasas por el uso de determinadas infraestructuras de transporte o de aplicar impuestos de congestión en ciertas ciudades para incentivar el uso del transporte público.
  • Crear un ‘impuesto de solidaridad’ a los bancos con carácter extraordinario. Este impuesto lo pagaría el sector financiero para recuperar de forma progresiva las cantidades que el sector ha recibido directamente en forma de ayudas públicas (unos 60.000 millones de euros). Este impuesto será extraordinario, se aplicará sobre los beneficios y tendrá un carácter transitorio durante una legislatura.
  • Avanzar hacia el impuesto sobre las transacciones financieras. El partido promete legislar de la manera más ambiciosa posible el impuesto sobre transacciones financieras (ITF) para controlar, registrar y desincentivar las transacciones más especulativas (para las ventas brutas y netas en el mismo día). Se basa en aplicar un 0,1% sobre la compra y la venta de acciones y bonos, y otro del 0,01% sobre los productos derivados; tipos que pagarían bancos, gestores de fondos de alto riesgo y otras instituciones financieras.
  • Fijar un impuesto para operaciones de la economía digital que no tributan, como publicidad e intermediación online y venta de datos, limitado a empresas con ingresos anuales totales mundiales de al menos 500 millones de euros y con ingresos en España superiores a los 3 millones.

Las propuestas fiscales de Ciudadanos

El partido que lidera Albert Rivera también se compromete a sacar adelante una batería de medidas ligadas con impuestos como el IRPF, Sociedades o Sucesiones en su documento 'Mis 10 compromisos con España'. Estas son las más destacadas:

  • Bajar el IRPF. La formación quiere disminuir el tributo en dos puntos, hasta dejar el mínimo en el 18% y el máximo en el 44%. Su objetivo es una fiscalidad moderada” para “no ahuyentar a los que quieren crear riqueza y empleo”.
  • Rebaja del IRPF en zonas despobladas. El partido propone una rebaja del 60% del IRPF para quienes residan en zonas rurales, entendiendo como tal los municipios que lleven perdiendo población una década y tengan menos de 5.000 habitantes.
  • Crear nuevas deducciones para las familias. Todas las familias con dos hijos y las monoparentales con uno tendrán derecho a una deducción en la declaración de la renta de 1.200 euros al año, y las familias con tres y las monoparentales con dos hijos tendrán derecho a una devolución de 2.400 euros al año. Además, las familias con más hijos tendrán una devolución extra de 600 euros al año por cada hijo adicional. El partido estima que estas medidas beneficiarán a unos 6 millones de hogares.
  • Exenciones a los autónomos con hijos. Los autónomos que hayan sido madres y padres, estarán exentos de pagar la cotización durante 24 meses, una ayuda de la que se podrán beneficiar tras disfrutar del permiso de maternidad/paternidad. La medida también se aplicará a emprendedores que cobren menos del salario mínimo interprofesional (SMI). Además, quiere ampliar la tarifa plana de los autónomos a dos años y no adelantar el IVA por las facturas sin cobrar.
  • Reformar el Impuesto de Sociedades. Propone eliminar beneficios injustificados, más control y recaudar más sin subir los tipos nominales. En las últimas semanas también ha propuesto rebajar los tipos máximos para que sean más competitivos, pero de momento no ha determinado hasta qué nivel.
  • Eliminar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en toda España.
  • Exenciones a las startups y empresas tecnológicas. La formación promete dos años libres de impuestos a las empresas de este sector, siempre que nazcan en España, para facilitar su creación. En relación a la innovación, la formación apuesta por invertir el 2% del PIB en esta materia.

Las propuestas fiscales de VOX

La formación capitaneada por Santiago Abascal propone muchas medidas fiscales en su programa económico. Además, los impuestos también aparecen en el documento ‘100 medidas para la España Viva’ que presentó el pasado octubre. Estas son las más destacadas:

  • Bajar el IRPF. Promete una rebaja radical del Impuesto sobre la Renta, que incluye un aumento significativo del mínimo personal y familiar exento a 12.000 euros. También crear un tipo único fijo del 22% hasta los 60.000 euros anuales, tributando al 30% cualquier exceso sobre el mencionado límite (por tanto, los tramos estatales pasarían de cinco a dos), y establecer una reducción de la base de hasta 7.000 euros por miembro de la unidad familiar, que se eleva a 8.400 euros para los mayores de 65 años y a 12.250 euros para los de 75 años. Dichas reducciones son mayores a menor nivel de renta.
  • Bajar el IVA de algunos productos. Quiere bajar el tipo al 4% para la compra de productos y fármacos infantiles y geriátricos. También propone bajar el IVA del 21% al 10% dpor la compra de ciches eléctricos. 
  • Bajar el Impuesto sobre Sociedades. Plantea bajar el tipo nominal hasta el 22% (frente al tipo general actual del 25%) con una reducción adicional del 5% en el caso que los beneficios no se distribuyan y se mantengan en la empresa como reservas. Se acometerán nuevas fases de rebaja del tipo en función de la capacidad recaudadora y del equilibrio fiscal del 12,5%.
  • Eliminar tasas e impuestos a la creación de empresas. Quiere eliminar todo tipo de coste público para la constitución y puesta en marcha de una empresa, sea cual sea la forma jurídica que adopte. Para las empresas de nueva creación, el tipo de Sociedades bajaría al 15%, incluyendo una simplificación de los trámites burocráticos para su aprobación administrativa. 
  • Suprimir el Impuesto sobre el Patrimonio en todo el territorio nacional.
  • Suprimir el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y las plusvalías municipales en todo el territorio nacional.
  • Bajar los impuestos y los costes regulados en la factura de la luz.
  • Crear beneficios fiscales para las familias, sobre todo para las numerosas. Esta propuesta incluye varias medidas; por ejemplo, una reducción mínima del 50% en el IBI para familias con hijos y exención del pago del mismo a las familias numerosas; o el tratamiento conjunto de la renta familiar repartida entre los dos cónyuges, para no penalizar que uno de los miembros de la familia se dedique al cuidado de los hijos o de los dependientes. También quiere poner en marcha bonificaciones en suministros como la luz o el gas o en el acceso a bienes culturales proporcionales al número de miembros de las familias.
  • Reformar las deducciones existentes. El partido propone eliminar deducciones como la de invertir en empresas de nueva creación, donativos o protección del Patrimonio Histórico, mientras que quiere dar un periodo de gracia de cinco años a las deducciones que están en régimen transitorio, como la del alquiler o la compra de vivienda. En cambio, prevé recuperar otras deducciones como por ejemplo la de los dividendos. 
  • Suprimir el impuesto sobre servicios digitales y transacciones digitales. 
  • Revisar el IBI y crear un gravamen diferente sobre las viviendas vacías.
  • Renegociar el Concierto Económico Vasco y el Convenio Navarro. El partido propone eliminar la opacidad en el cálculo de la contribución de ambas regiones y sus Diputaciones Forales a las arcas comunes del Estado y ajustar las aportaciones de las mismas a la realidad de los servicios comunes que deben mantener junto con el resto de regiones españolas. No obstante, la eliminación necesita una reforma constitucional.