Información sobre vivienda y economía

Estas son las medidas en vivienda que prometen PSOE, PP, Podemos, Ciudadanos y VOX

Ana M. Zurita (PP), izqda.; Rocío Monasterio (VOX), Helena Beunza (PSOE), Pilar Garrido (Podemos) y Miguel A. Garaulet (C's)  / Circulo Inmobiliario
Ana M. Zurita (PP), izqda.; Rocío Monasterio (VOX), Helena Beunza (PSOE), Pilar Garrido (Podemos) y Miguel A. Garaulet (C's) / Circulo Inmobiliario

Desgravaciones fiscales, seguridad jurídica y aumentar el parque de viviendas social. Estos son los ejes sobre los que ruedan las medidas que ofrecen los principales partidos políticos (PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos y Vox) para las próximas Elecciones Generales del 28 de abril. 

El Círculo Inmobiliario ha conseguido reunir a los representantes políticos de los grandes partidos para hablar sobre materia de Vivienda y Urbanismo. Resumimos las intervenciones de cada portavoz y sus principales medidas.

Ana María Zurita, portavoz de vivienda del PP en el Congreso

El problema de la vivienda es la escasez de oferta, sobre todo en alquiler. “La vivienda va a ser la protagonista de los grandes debates de la sociedad. No solo es hablar de un Plan de Vivienda, o de un decreto, sino de hablar de vivienda en mayúsculas, como vértice de la política”.

“Las medidas realizadas por el PSOE en estos nueve meses son un conjunto de parches intervencionistas que lo que van a conseguir es el efecto contrario a lo que quieren: generar mayor inseguridad jurídica y que suban los precios de los alquileres”, agregó Zurita.

Para cambiar esto, el PP ofrece 20 medidas, que se resumen en algunas urgentes, como por ejemplo acabar con la falta de oferta y falta de seguridad jurídica. “El problema es que no hay materia prima, no hay vivienda, ni seguridad jurídica para poner vivienda en el mercado”, concreta.

Cambiar el marco normativo, cambiar la parálisis urbanística en la que se encuentran las licencias de viviendas con la colaboración de todas las administraciones, desde el Estado, comunidades autónomas y ayuntamientos para atender a todos los segmentos, tanto el mercado de vivienda libre como a la vivienda protegida.

El PP adelantó que va a poner toda la vivienda vacía en el mercado, sobre todo para el alquiler, centrado en el acceso a la vivienda para los jóvenes. Además, continuarán con una política de rehabilitación en núcleos urbanos y rurales. “Se favorecerá el desarrollo de seguros de arrendamiento, con la creación de un sistema de arbitraje para resolver los problemas entre arrendador y arrendatario”.

"Incrementaremos la deducción fiscal para los arrendadores de inquilinos jóvenes", Ana M. Zurita, (PP)

 

Por la parte de deducciones fiscales, van a incrementar la deducción fiscal en el alquiler para los arrendadores de inquilinos jóvenes y mayores de 65 años con ingresos bajos, que les sirvan de vivienda habitual.

Para generar vivienda en alquiler es necesario desbloquear todo el suelo que pudiera estar destinado a uso dotacional, para incrementar la nueva oferta de vivienda pública en alquiler asequible, sobre todo para familias con hijos. Para construirlas en colaboración público-privada.

Si el PP vuelve a gobernar, Zurita adelantó que sacaran la Ley de seguridad jurídica para la vivienda que se quedó en el cajón con la moción de censura. “Para agilizar el proceso urbanístico queremos que la figura del proyecto, del planeamiento y la licencia se consiga todo en un mismo acto, sin tener que alargarlo en el tiempo. Será una licencia por la declaración responsable para los diferentes usos urbanísticos. También es el momento de tener una Ley de Arquitectura y una modificación de la Ley de Propiedad Horizontal”, finalizó.

Aparte de lo que la portavoz del PP adelantó, el programa del PP amplía sus propuestas en materia de vivienda con el llamado Blindaje Fiscal del ahorro, que entro otras cosas permitirá a los contribuyentes con una hipoteca por su vivienda habitual desgravarse hasta 8.000 euros al año en la base imponible del IRPF.

En cuanto a la rehabilitación de viviendas promoverán las mejoras en el acceso a sus domicilios de personas mayores o con discapacidad. Siguiendo las personas mayores, o con necesidades, facilitarán iniciativas como viviendas compartidas supervisadas para ellos. Por la parte de ayudas a personas en riesgo de exclusión social, se realizará un acompañamiento social para mejorar su convivencia.

En el ámbito rural, se aplicarán planes de vivienda específicos para atraer nueva población, además de ofrecer ayudas adicionales a la rehabilitación para propietarios que ofrezcan su vivienda al mercado de alquiler.

El PP también aborda en su programa la ocupación de viviendas. Según el programa “aprobaremos una reforma en el ámbito civil y penal para proteger a los propietarios y a las comunidades de vecinos contra la ocupación ilegal de viviendas. Se contemplará suprimir del delito de coacciones para acciones tales como cambiar la cerradura, cortar la luz u otras que los propietarios ensayen, sin autorización judicial, con el objeto de recuperar la posesión de la vivienda usurpada”.

Se agilizará el proceso penal para facilitar el desalojo de viviendas ocupadas, y se reforzará el delito de usurpación de viviendas pasando de una multa a penas de cárcel de uno a tres años. Además, se modificará el Código Penal para luchar contra las magias de la ocupación.

“Reformaremos los procesos civiles para que las personas jurídicas propietarias de viviendas puedan ejercer sus derechos con la misma agilidad que las personas físicas”, agrega el programa político del PP, pero aclara que son medidas legislativas que no afectarán a los desahucios hipotecarios ni arrendaticios. “Luchamos contra la delincuencia y la ocupación ilegal, no contra aquellos que están en una situación de precario”, confirma.

Helena Beunza, secretaria general de vivienda del Ministerio de Fomento (PSOE)

“El sector de la vivienda se mantiene sobre la base de parámetros obsoletos. El resto de Europa se ha renovado y nosotros nos hemos encontrado con una situación totalmente diferentes que tratamos de revertir. Las familias que viven de alquiler no pueden seguir expuestos a rentas que suponen un 40% de su salario. Es la hora de fomentar la vivienda social en alquiler”, enfatizó Beunza.

“En nueve meses hemos atendido las situaciones de emergencia. Lo importante ha sido atender las emergencias. Con el nuevo Real Decreto-Ley de alquiler se consigue reequilibrar las fuerzas en el contrato de arrendamiento, e incidiendo en la seguridad jurídica”, agregó.

Beunza intentó enfatizar la nueva normativa de alquiler, que trata de sacar la vivienda vacía al mercado de alquiler. Adelantó que “hay que analizar exactamente cuál es el parque de vivienda vacía", que según los últimos datos conocidos del INE supera los tres millones de viviendas.

"Con el nuevo Real Decreto-Ley de alquiler se consigue reequilibrar las fuerzas en el contrato de arrendamiento", Helena Beunza, (PSOE)

Otra de las medidas que destacó del decreto de alquiler es la facilidad que se da a los ayuntamientos para usar el remanente de tesorería para usarlo en gasto público en vivienda, dotando al residencial como una inversión financieramente sostenible.

También pidió énfasis en los procedimientos de reclamaciones de deuda menores de 6.000 euros entre propietarios e inquilinos, se favorecen los juicios verbales.

“Es necesario una estrategia nacional de vivienda. Hay que negociar con las CCAA que son las que tienen las competencias en materia de vivienda y urbanismo porque hay que conseguir un sistema de tramitación de licencias ágil”, comentó.

Beunza volvió a destacar la tramitación de una Ley Estatal de Vivienda que establezca los derechos de la vivienda en toda España, iguales para todos. "Vamos a aclarar qué es la vivienda social, qué es la vivienda asequible, cómo gestionarlas”.

En materia fiscal agregó que se va a crear un sistema fiscal nuevo, destinado a un parque de viviendas en alquiler asequible. “Se van a revisar conceptos determinantes como el IVA, para que con la ayuda del sector privado se puedan levantar viviendas”, concretó.

Dentro de las 110 medidas presentadas por el partido de Pedro Sánchez, afirman que dentro de los nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE) habrá partidas destinadas a las viviendas en alquiler para jóvenes.

Además, se fomentará la promoción de vivienda de alquiler social, “movilizando suelo público que se encuentre disponible mediante la cesión de derecho de superficie y favoreciendo el uso de mecanismos público-privados”.

El PSOE quiere reforzar el papel de organismos públicos como la Entidad Estatal del Suelo (Sepes) o el Instituto de Crédito Oficial (ICO) para fomentar la oferta de vivienda de alquiler social de carácter permanente.

Otra de sus medidas será restablecer la renta básica de emancipación para el alquiler, de la época de José Luis Rodríguez Zapatero, para los jóvenes con ingresos bajos.

Pilar Garrido, secretaria de políticas sociales de Podemos

“La vivienda es un derecho fundamental. El modelo residencial español ha sido particular y se ha centrado en el acceso exclusivo de la propiedad, tomado por los poderes públicos. Se entiende la vivienda desde una perspectiva económica, no social. Por lo que es un fracaso del ejercicio de derecho a la vivienda. Ha sido un derecho inexistente”, afirmó Pilar Garrido.

“Las perspectivas económicas nos han llevado a las burbujas inmobiliarias. Durante la democracia hemos vivido tres burbujas, la última ya fue el acabose de la economía española. El estallido de la burbuja obliga a los españoles a buscar alternativas de vivienda hacia el alquiler”, destaca Garrido. “No ha habido una reflexión sobre el cambio de modelo habitacional”.

La vivienda es un derecho fundamental, pero también un bien económico que debe estar sujeto a varias reglas. “Hay que establecerlo claramente en la Constitución y haciendo hincapié en que es un derecho fundamental equiparable a la educación o la sanidad, porque la vivienda es un servicio público, un servicio de interés general.

La portavoz de Podemos afirmó que “debe haber obligaciones para las administraciones y las empresas que participan en este sector”. Y destacó tres puntos básicos de su programa político:

  • No se puede hacer política de vivienda sin dinero. Hay que acercarse, en plazos medios, hacia el 1% del PIB de inversión de los países europeos en vivienda social. El parque público de vivienda en España está lejano al resto de Europa, de apenas un 2%.
  • Diversificar el parque publico de vivienda con una única tipología de vivienda. “Las necesidades de los ciudadanos son diferentes”.
  • Proveer al sector de suelo dotacionales en colaboración con el sector privado para construir viviendas.

"Queremos controlar los los precios abusivos del alquiler. No es una medida estrella, pero hay que acabar con la especulación en el alquiler", Pilar Garrido (Podemos)

Por otro lado, adelantó que quieren poner las viviendas vacías de los bancos en el mercado privado de alquiler. “Ir hacia una cesión obligatoria, los bancos deben ser corresponsables de esta emergencia, como en otros países europeos”.

Garrido avaló el decreto de vivienda aprobado recientemente y destacó que es solo un pequeño paso hacia modelos de contratos de alquiler indefinidos, “como en el resto de Europa y que genera seguridad para todas las partes”.

La portavoz de Podemos también adelantó que quieren controlar los los precios abusivos del alquiler. “No es una medida estrella, pero hay que acabar con la especulación en el alquiler, y no repetir los errores que se cometieron en la propiedad. A los inversores que entrar en el sector de la vivienda ha que decirles que se viene a hacer negocio, pero no a especular·”, enfatizó.

El programa de Podemos es amplio en cuanto a vivienda. Más allá de lo que comentado por su portavoz sobre el control de precios del alquiler, se permitirá a los Ayuntamientos establecer mecanismos de regulación a través de los Índices de Precios de referencia. “Ninguna familia pague más del 30 % de su renta en concepto de alquiler”, afirma su programa.

Ampliando la cesión obligatoria de vivienda por parte de la banca y grandes tenedores, servirá para “crear un gran parque de alquiler público de precio asequible, incrementando en 50 000 viviendas al año, durante toda la legislatura, y evitar también la especulación con la vivienda vacía. Paralizaremos y revertiremos la privatización de viviendas públicas y la venta de suelo público”, concretan.

En cuanto al alquiler turístico, afirman que van a establecer un porcentaje máximo de viviendas destinadas a pisos turísticos en función de las características de cada barrio para descentralizar la actividad turística y mejorar la convivencia.

Además, prohibirán los desalojos sin alternativa habitacional y se cambiará el procedimiento de ejecución hipotecaria, sobre todo para aquellos sin recursos suficientes. Esto incluye derogar el IRPH como indicador de los tipos de interés en hipotecas variables.

Pretende dar una segunda oportunidad para las personas con deudas, como los que mantienen los deudores hipotecarios, a los que se les permitirá realizar una dación en pago, entre otras medidas.

Miguel Ángel Garaulet, portavoz de vivienda de Ciudadanos

“Lo más importantes para el sector es seguridad jurídica y estabilidad. Todos los ciudadanos necesitan una vivienda digna y adecuada. Y hay que trabajar por una política de vivienda pública y social, para podernos equiparar al resto de Europa”, así comenzó su intervención.

Garaulet resumió las 10 medidas con las que Ciudadanos llega al periodo electoral.

“Hay que reorientar la política urbanística de nuestro país hacia la renovación urbana. Un equilibrio social en las ciudades, tanto en el centro de las ciudades como en las zonas marginadas”, agregó.

El portavoz de Ciudadanos pidió un cambio de modelo de la VPO, enfocado hacia el alquiler.

"Favoreceremos a los propietarios que pongan viviendas en alquiler a precios asequibles. Beneficios fiscales, no limitaciones”, Miguel A. Garaulet (C's)

“Vamos a reducir la fiscalidad sobre la Agenda Urbana, a las edificaciones con bajas emisiones que sean la vivienda principal. Y favorecer a los propietarios que ponen viviendas en la oferta de alquiler a precios asequibles. Beneficios fiscales, no limitaciones”.

Garaulet también abogó por la colaboración público-privada en la construcción. “Poner suelos a precios asequibles para poner las promociones en construcción, porque es necesario hacer viviendas asequibles hacia un perfil del mercado. Vamos a fomentar la figura de las cooperativas, de las viviendas para jóvenes o el ‘cohousing’”.

Y mejora la transparencia urbanística. “Vamos a apostar por la simplificación administrativa, para un urbanismo para eficaz y eficiente. Vamos a modificar la LAU, para conseguir desgravaciones para los propietarios que se guíen por un índice orientativo de precios del alquiler, porque hay que establecer desgravaciones para aquellos que alquilan por más tiempo de arrendamiento. No queremos límites a los precios máximos, ni límites a la duración de los contratos”, concretó.

Rocío Monasterio, portavoz de  VOX

Finalmente, la portavoz de VOX ha destacado que su prioridad es “conseguir que los políticos intervengan menos en la política de vivienda. El urbanismo ha sido el gran foco de corrupción de la política. Los políticos pervierten el mercado por su excesiva intervención, los precios han llegado así por ellos, y porque impiden la libertad de empresas”, comentó.

Además, enfatizó en que “tiene que haber un mercado único de vivienda. Existe un exceso de regulación que crea inseguridad jurídica”.

Monasterio abogó por la liberación del suelo urbanizable por defecto, salvo aquellos de protección medioambiental o patrimonial. “El mercado de la vivienda debe adelantarse a la demanda. Siempre ha llegado tarde. Hay que sacar lo antes posible el suelo para que se adecúe a la demanda. Se aumentará la cantidad de suelo urbanizable, pero se endurecerán las sanciones en caso de infracciones, sobre todo ambientales”, destacó

“Tiene que haber un mercado único de vivienda. Existe un exceso de regulación que crea inseguridad jurídica”, Rocío Monasterio (VOX)

 

Monasterio prometió que se creará un catálogo de suelos urbanos para evitar la especulación del suelo, y exigió la devolución de las competencias en materia de vivienda al Estado.

“Mientras tanto, se creará una Ley de armonización a nivel nacional. Ni el mayor experto en suelo es capaz de conocer todas las normativas urbanísticas de las 17 CCAA. Los inversores tienen que saber cuándo va a tener si vivienda terminada. Hay que favorecer la llegada de inversores, y poner suelo y vivienda al alcance de todos. No se puede demonizar al promotor ni a la banca. Porque se llaman especuladores a fondos y bancos cuando son la clave para levantar vivienda”.

También apostó por desregular el sector para “no poner infinitas capas que frenan la salida de vivienda al mercado. Vamos a crear una Ley de seguridad urbanística para evitar que los planes caigan por un informe de género, porque la vivienda es urgente en el mercado”.

Monasterio también habló de desmitificar las zonas verdes de las ciudades. “Hay que crear un nuevo modelo de urbanismo. El coste de mantenimiento, consumo de energía, transporte, hay que actualizarlo. Las infraestructuras las debe pagar quien haga la promoción”.

La portavoz de VOX también destacó que debe haber vivienda social para personas vulnerables. “Tenemos que llegar al 15% del parque de vivienda social, como en el resto de Europa, con colaboración público-privada, pero hay que dejar a la vivienda libre que se regule por sí misma”.

Por la parte del alquiler destacó medidas tributarias para favorecer al mercado, con contratos de un año por movilidad laboral o de seis años de larga duración. “Los propietarios deben tener incentivos fiscales por estos alquileres, sobre todo para jóvenes”.

Por la parte de vivienda nueva destacó bajadas en el IVA para equipararlo con la vivienda usada. “Bajar el IVA de la vivienda nueva para promocionar también vivienda en alquiler”.

Entre las 100 medidas para la España Viva que VOX publicó hace casi un año afirmó que quiere promulgar leyes antiocupación. “Tipificar la ocupación de viviendas como delito contra la propiedad privada. Reforma legislativa para que los okupas sean expulsados en cuestión de horas de las viviendas donde han entrado”.