Información sobre vivienda y economía

Bankia, condenada a devolver a los hijos de un anciano fallecido 439.000 euros por opacidad en las preferentes

El caso de las preferentes de Bankia sigue dando coletazos. El Juzgado de 1ª Instancia de Madrid ha dictaminado la nulidad de un contrato de preferentes por falta de consentimiento del contratante, un anciano ya fallecido, y por la incompleta información proporcionada por el banco de un producto tan complejo como son las preferentes. Bankia tendrá que pagar 439.000 euros, más los intereses legales y las costas a los hijos del fallecido

Los hijos del contratante de unas preferentes de Bankia, ya fallecido, han logrado ganar el juicio contra esta entidad financiera. Asesorados legalmente por los abogados Pedro Chamorro y Manuel Chamorro, han conseguido que el juez dictamine la nulidad del contrato de preferentes. Los motivos son la falta de consentimiento por parte del anciano debido a la incompleta información proporcionada por Bankia.

El juez señala que se trata de un producto complejo destinado tradicionalmente a inversores con experiencia en instrumentos complejos con plena consciencia de que existe un riesgo de pérdida de la inversión, de falta de liquidez inmediata y que requiere para su comprensión de conocimientos técnicos suficientes. Y no era el caso del contratante. Así, llega a la conclusión de que el incumplimiento de la obligación de informar por parte de Bankia determina ya la nulidad del contrato.  

El Juzgado solicita la nulidad cuyo efecto legal es la restitución de las prestaciones. Bankia debe pagar la cantidad de 439.091,01 euros más los intereses legales con imposición de las costas.

¿Cuál es el perfil del afectado por las preferentes?

La organización de consumidores y usuarios (OCU) ha elaborado un informe sobre el perfil de los afectados por las preferentes y aunque en muchos casos se trata de menores de edad o discapacitados, el 80% de los afectados son “jubilados confiados” con más de 65 años. La OCU denuncia la omisión de datos de información por parte de las sucursales bancarias, como no detallar la inexistencia de garantías del producto.

¿Qué son las preferentes?

Las participaciones preferentes son deuda perpetua que se negocia en los mercados secundarios pero que tiene poca liquidez, ya que no se pierde de forma inmediata. El titular de preferentes ocupa el penúltimo puesto en el orden de cobro en caso de quiebra de una sociedad y ésta puede dejar de pagar los cupones acordados si no obtiene beneficios

En los últimos años la banca española ha recurrido a la emisión de preferentes para fortalecer sus recursos propios de primera categoría. Una colocación que tradicionalmente se efectuaba entre inversores institucionales en vez de particulares, dada su complejidad