Información sobre vivienda y economía

Descubre qué bancos te van a cobrar comisión por ingresar dinero en sus sucursales

Autor: Redacción

Más de la mitad de los principales bancos españoles cobran por realizar ingresos en la ventanilla de sus oficinas. Ésta es la principal conclusión que recoge el último estudio de la web de ahorro Kelisto.es.

Según sus cálculos, los únicos que libran al consumidor de abonar una comisión son Banco Santander, BBVA, Bankia, Kutxabank, Banco Liberbank y Banco CEISS.

Las demás, en cambio, sí cobran una cantidad a quienes acudan a una sucursal para realizar un ingreso en el mostrador.

En esos nueve casos, el usuario paga 2,35 euros  de media, aunque en algunas entidades la cantidad a abonar puede ascender a 3 euros.

Los que más cobran por ingresar en ventanilla son Unicaja, Abanca y Banco Mare Nostrum con 3 euros por operación (27,65% por encima de la media), seguidos de Ibercaja, con 2,40 euros (que aplican un coste un 2,12% superior). En cambio, Popular es el más económico, con 1,50 euros por operación (esto es, un 36,17% por debajo de la media), mientras que los demás bancos que siguen esta política (La Caixa, Banco Sabadell, Catalunya Caixa y Bankinter) coinciden en el coste repercutido: 2 euros”, detalla Estefanía González, portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es.

 

Entre las razones que justifican el cobro de esta comisión a los usuarios están, según las propias entidades, en la prestación de un servicio de intermediación que conlleva el uso de una infraestructura, de recursos de personal o de los sistemas.

Las ventajas de ser cliente

¿Y qué sucede si la persona que va a realizar el ingreso es cliente del banco en cuestión? En la mayoría de los casos, la vinculación con la entidad permite librarse de la comisión. Así, estas operaciones son gratuitas para los clientes de La Caixa, Banco Sabadell, Abanca y Bankinter, siempre y cuando el ingreso se realice en una de sus sucursales.

Sin embargo, Unicaja, Ibercaja, Popular, Catalunya Caixa y Banco Mare Nostrium repercuten el coste sin distinguir entre sus clientes y aquellos que no lo son.

Los casos de BBVA y Kutxabank

El estudio también hace hincapié en dos casos particulares: los protagonizados por BBVA y Kutxabank.

Así, la web de ahorro recuerda que la entidad presidida por Francisco González ya no permite realizar pagos en efectivo en sus oficinas: estas operaciones deben hacerse a través de los cajeros a menos que vayan a ingresarse más de 1.000 euros o que el cliente solamente disponga de una cuenta online.

Algo más farragoso es el caso de Kutxabank, que en vez de aplicar al coste de la operación al usuario que realiza el ingreso, lo traslada al receptor del mismo. ¿El motivo? Con esta práctica, insiste el estudio, el banco intenta que comunidades de vecinos, asociaciones y todo tipo de organizaciones (colectivos que realizan con frecuencia ingresos en ventanilla) “transfieran este tipo de pagos a otras fórmulas alternativas, como domiciliaciones, transferencias o ingresos en cajero”.

Para conseguirlo, establece unas comisiones muy agresivas: mientras que las cinco primeras operaciones mensuales son gratuitas, la tarifa va creciendo de forma progresiva hasta alcanzar los 450 euros si se realizan más de 100 ingresos en ventanilla.