Información sobre vivienda y economía

El oro está pasado de moda: los grandes inversores prefieren las casas de lujo como valor refugio

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

BlackRock, la gestora más importante del mundo, asegura que las viviendas de lujo de ciudades como Nueva York y Londres y las obras de arte contemporáneo están sustituyendo a los tradicionales lingotes de oro como los activos más seguros en los mercados internacionales.

Como asegura Laurence D. Fink, presidente y consejero delegado de la firma, el oro, que fue el gran instrumento para guardar riqueza en el pasado, “ha perdido su lustre y se ha topado con otros nuevos mecanismos con los que se puede guardar riqueza”.

Como, por ejemplo, los apartamentos en ciudades como Nueva Yok, Londres o Vancouver y las obras de arte contemporáneo. De hecho, según el primer espada de BlackRock, "son las dos mayores reservas de valor en el plano internacional y no lo digo en broma, sino como una clase de activos seria”.

Los motivos de este cambio de tendencia los encontramos en el momento tan especial que vive el mercado. BlackRock recuerda que los precios registran caídas anuales y que las bolsas mundiales están inmersas en una espiral alcista generalizada (en algunos casos, como el de Wall Street, cotizan en zona de máximos históricos). Todo ello sin olvidar que el dólar se está apreciando ante la expectativa de que el banco central estadounidense (la Reserva Federal) suba a corto plazo los tipos de interés.

En este escenario, Fink cree que la percepción de los inversores ha cambiado tanto que ahora prefieren apostar por productos que permiten invertir en oro sin necesidad de tenerlo físicamente. “La aparición de los productos que cotizan en bolsa respaldados por oro ha democratizado su posesión. No creo que hoy la gente piense que el oro es una gran reserva de riqueza", explicó en la conferencia Megatrends 2015 de Credit Suisse.

Se invierten las cifras

El oro vivió un momento histórico en el año 2011, cuando las dudas sobre la supervivencia del euro azotaron a los mercados internacionales, aunque desde entonces su valor de mercado ha bajado con fuerza.

Actualmente la onza cotiza alrededor de 1.200 dólares, casi un 40% por debajo del récord que Marcó hace cinco años y la mitad del precio que fijaban algunas de las predicciones más optimistas.

Sin embargo, en este tiempo la vivienda de lujo y el arte se están revalorizando a gran velocidad, lo que les ha convertido en los activos que captan el dinero de los inversores cuando surgen tensiones económicas, geopolíticas o inflacionarias.

En los primeros tres meses del año, el precio medio de venta de los apartamentos de Manhattan ha alcanzado 1,3 millones de dólares, el nivel más alto en los últimos seis años, mientras que en Reino Unido el precio ha marcado récord en abril.