Información sobre vivienda y economía

El sector turístico español se convierte, por primera vez, en el más competitivo del mundo

Imagen de una playa de Lanzarote (Islas Canarias)
Gtres
Autor: Redacción

El Foro Económico Mundial sitúa a España a la cabeza del ranking de competitividad del sector turístico gracias a la elevada puntuación que nos concede en variables como las infraestructuras, los recursos culturales y naturales o la adaptación a los nuevos hábitos de consumo digital. Francia y Alemania son los dos siguientes destinos más destacados.

El índice de Competitividad Turística de Viajes y Turismo en 2015, elaborado por el Foro Económico Mundial (FEM), ha analizado el potencial de nada menos que 141 países en base a diferentes criterios.

Gracias a la buena puntuación que ha obtenido España en algunos de ellos ha conseguido, por primera vez, convertirse en el destino más competitivo del planeta al conseguir una nota global de 5,31 puntos sobre los 7 totales. Un título que se suma a que es el segundo más destacado en ingresos y el tercero en entradas de turistas extranjeros.

Francia y Alemania son los siguientes de la lista de FEM con una puntuación de 5,2, seguidos de Estados Unidos y Reino Unido, que han obtenido 5,1 puntos. En el top 10 también se encuentran Suiza, Australia, Italia, Japón y Canadá, con una nota de entre 4,9 y 5 puntos.

En los últimos años, el sector turístico doméstico se ha esforzado por aumentar su nivel de competitividad y, por fin, ha logrado recoger frutos. Prueba de ello es que ha conseguido pasar del octavo puesto que ostentaba en 2011, al cuarto en 2013 y a la primera posición este año.

En qué somos fuertes... y en qué no

El índice destaca que España es el segundo referente internacional en infraestructuras (gracias a la buena nota de Madrid, de los puertos y los aeropuertos), el cuarto en adopción de consumo digital y recursos naturales y culturales, y el sexto con mayor compromiso gubernamental en lo que se refiere al desarrollo y el impulso del sector.

Sin embargo, nuestro país pierde muchas posiciones cuando las variables a tener en cuenta se refieren a la seguridad, la higiene o los recursos humanos. En todas esas clasificaciones ni siquiera estamos entre los 30 mejores, aunque, sin duda, las peores notas las hemos obtenido en las comparativas de precios y puesta en marcha de un negocio turístico, donde estamos fuera del top 100.