Información sobre vivienda y economía

La inversión inmobiliaria en España llega a los 2.000 millones en el primer trimestre, un 5% menos

Fuente: Ennio Dubeli (Unsplash)
Fuente: Ennio Dubeli (Unsplash)
Autor: Redacción

El ladrillo español continúa atrayendo inversión, pero frena su ritmo. De acuerdo con el informe de BNP Paribas Real Estate ‘At a glance 2019’, el volumen de inversión directa en activos inmobiliarios (oficinas, naves logísticas, hoteles, ‘retail’ y portfolios residenciales) ha alcanzado un total de 2.015 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un 5% menos que el mismo periodo de 2018, debido principalmente a la ausencia de operaciones de gran volumen realizadas en este periodo, en comparación con el año anterior.

No obstante, la actividad en el mercado de inversión ha continuado siendo muy dinámica en los primeros tres meses del año, tras un 2018 de cifras de récord histórico. “Los principales fondos de inversión insisten en comprar activos en rentabilidad en España, atraídos por el buen momento de los fundamentales del mercado, la fortaleza de la demanda, la disponibilidad en mínimos y la tendencia alcista de las rentas de nuestro país”, se desprende del estudio. “Si a esto añadimos las favorables condiciones de financiación y la falta de atractivo de otros productos financieros, podemos afirmar que nos encontramos en un momento de apetito inversor máximo por el inmobiliario español”, añaden desde BNP.

El sector de oficinas ha sido el gran protagonista del mercado durante el primer trimestre del año, al registrar un volumen de inversión de 900 millones de euros, lo que supone un 47% del total de la inversión. La rentabilidad prime se mantiene en niveles de 3,25% en Madrid y de 3,50% en Barcelona.

El segmento retail ha alcanzado un volumen de inversión de 410 millones de euros, lo que representa el 20% del total. La escasez de oferta en el mercado ha desembocado en un descenso de la inversión en este tipo de activos. “La tipología de local en calle ubicado en los principales ejes comerciales continúa siendo muy valorada por los inversores, pero la escasez de oferta está provocando que no se materialicen más operaciones”, añade la consulora.

Las inversiones alternativas, sobre todo las residencias de estudiantes y las residencias “senior”, continúan muy presentes en el mercado. Han registrado un volumen de inversión de 305 millones de euros en el primer trimestre de año, lo que supone más de la mitad del volumen transaccionado en todo 2018.

Según explica el informe: “El hecho de que España sea un país muy atractivo tanto para estudiantes como para personas en edad de jubilación, unido a la profesionalización de ambos sectores, hace que los inversores se sientan cada vez más atraídos por esta tipología de activos”

El sector logístico continúa en el radar de todos los fondos de inversión. El volumen alcanzado en el primer trimestre ha sido de 206 millones de euros. El crecimiento del comercio electrónico y del consumo continúa impulsando el mercado de la logística. El informe de BNP Paribas Real Estate augura que las previsiones para el resto del año serán positivas y que podría batirse un nuevo récord de inversión en 2019 en este sector.

Los fondos de inversión continúan dominando el mercado, al estar presentes en el 50% del total del volumen transaccionado durante los tres primeros meses del año. Les siguen las socimis, un vehículo inmobiliario en plena efervescencia, un el 18% del total. Por su parte, los inversores privados y los ‘family office’ están ganando protagonismo en los últimos meses, en operaciones por debajo de los 50 millones de euros.

Las perspectivas para este año son muy positivas. Los inversores consideran a España como uno de los principales países para invertir, sobre todo los principales fondos americanos, asiáticos, alemanes, franceses y británicos. Como concluye el informe: “El buen momento de la demanda, unido al recorrido al alza de las rentas y las atractivas rentabilidades que ofrece España con respecto a otros países más consolidados, sitúan al inmobiliario español en el punto de mira de los inversores”, sostienen.