Información sobre vivienda y economía

España, entre los destinos favoritos de los extranjeros que emigran para encontrar un trabajo mejor

EEUU y Alemania encabezan la lista. Los países que más se decantan por España son Argentina, Chile, Francia, Italia, Países Bajos y Portugal

Autor: Redacción

España es uno de los destinos más buscados por los extranjeros que están pensando emigrar por motivos laborales. Según la encuesta que ha realizado la consultora Randstad, basándose en encuestas a profesionales de 33 países, nuestro país ocupa el séptimo puesto del ranking, situándose por delante de potencias como Italia o Japón.

Al frente de la lista está EEUU, seguido de Alemania y Australia. En cuarta posición se encuentra Reino Unido, seguido de Canadá y Francia. El siguiente destino de la lista es España, seguido de Suiza, Italia, Bélgica, Japón, Austria y Dinamarca. Según el estudio, los países que más se decantan por nuestro país son Argentina, Chile, Francia, Italia, Países Bajos o Portugal.

En el caso de los destinos que buscan los españoles que están dispuestos a cambiar de país por cuestiones laborales, destacan Alemania, Francia y EEUU, seguidos de Italia, Reino Unido, Portugal y Bélgica.

¿Y qué razones son las que motivan a los emigrantes? Desempeñar un empleo mejor y más interesante es el factor determinante para dos de cada tres encuestados, mientras que la mejora salarial es el motor del 54%. 

“La búsqueda de empleo fuera de nuestro país se está convirtiendo, cada día más, en una opción muy demandada por los profesionales para lograr una posición más satisfactoria con sus intereses y en la que sea más fácil conciliar nuestra vida laboral y profesional. Por ende, ya no emigramos tanto por necesidad, sino para mejorar nuestras condiciones”, asegura Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales.

Además, a los trabajadores españoles les gusta trabajar con personas de otras culturas. Así lo declara el 82,7% de los profesionales encuestados de nuestro país, un porcentaje que se encuentra 3,3 puntos porcentuales por encima de la media global (79,4%), y que ocupa uno de los primeros puestos entre los países europeos, por delante de Reino Unido (82,2%), Francia (79%) o Alemania (68,4%).