Información sobre vivienda y economía

Mad Cool busca nueva ubicación: abandona Valdebebas por la ampliación de Ifema

A partir de 2021

Escenario del Mad Cool.  / Gtres
Escenario del Mad Cool. / Gtres

Esta será la última edición del Mad Cool en Valdebebas. La ampliación de los pabellones de Ifema imposibilita la celebración de este festival a partir de 2021, según ha podido saber idealista/news. De hecho, el consistorio madrileño ha tenido que mediar entre los promotores y el propio Ifema para salvar la edición de 2020, que en algún momento ha corrido peligro de no celebrarse en los aleñados de la ciudad deportiva del Real Madrid.

El Mad Cool deberá mudarse en 2021. El festival tiene que cambiar su ubicación, aunque es algo que todas las partes implicadas -Ifema, Ayuntamiento de Madrid y promotores del festival- ya sabían. De hecho, el verdadero quebradero de cabeza ha sido conservar la edición de este año.

“Que se haya podido garantizar la celebración este ejercicio en el mismo sitio en plenas condiciones es un logro en el que ha tenido mucho que ver el Ayuntamiento, pues desde el área de Desarrollo Urbano se ha negociado y se ha hecho de interlocutor e intermediario entre Ifema y Mad Cool en numerosas reuniones”, explican fuentes consistoriales a idealista/news.

Pero esta noticia no significa que Mad Cool abandone la ciudad de Madrid. De hecho, la intención del Gobierno local es conservar la celebración de un festival que ha adquirido un gran renombre a nivel nacional e internacional. En los pasillos del Palacio de Cibeles saben que es un evento que reporta un gran beneficio económico a la capital de España y le sitúa en un contexto -el de los festivales- que ha ganado mucho peso a lo largo de los últimos años. “El festival es una apuesta de ciudad y la intención es que siga”, afirman fuentes del Ayuntamiento de Madrid.

Para poder mantener la celebración del Mad Cool la Administración local ya se ha puesto a trabajar. De hecho, desde el área que dirige Mariano Fuentes, delegado de Urbanismo del consistorio madrileño, ya se ha comenzado a buscar nuevos emplazamientos. Cabe destacar que ya se han trasladado varias opciones a los promotores. “Mad Cool es Madrid y viceversa. Queremos que la relación dure muchos años”, explican desde el Ayuntamiento.

Los terrenos municipales que han sido ofrecidos al promotor del festival son tres. Dos de ellos se encuentran en el sur de la ciudad y el otro en el norte de la capital de España, según ha podido saber idealista/news. Las parcelas que ha puesto a disposición la Administración local tienen una superficie de entre 100.000 y 150.000 m2. En este sentido, el Ejecutivo municipal ya se ha puesto manos a la obra para que todas ellas cumplan las necesidades técnicas, urbanísticas y de orografía para poder celebrar con total seguridad un evento de esta magnitud. “Mientras se adecúan estos espacios ya se ha comenzado a barajar otros terrenos en los que también se podría ubicar el Mad Cool”, afirman fuentes del consistorio.

De todos modos, la marcha del Mad Cool de Valdebebas no está exenta de polémica. De hecho, es una reivindicación de los vecinos de este barrio emergente de Madrid, desde que el festival se trasladara aquí procedente de Madrid Río, lugar donde se celebraron las primeras ediciones. Los ruidos, los atascos y la falta de aparcamiento levantaban las protestas vecinales, aunque al final no han sido estas quejas las que han terminado por clausurar el evento. A pesar de ellos, el consistorio es consciente del malestar que el evento produce en los residentes de la zona y por este motivo asegura que “este año -el último en Valdebebas- las molestias se verán minoradas por algunos cambios que han acordado con el promotor”.

Una ampliación de 180 millones de euros

El culpable de la mudanza del festival no es ni más ni menos que una inversión de 180 millones de euros para ampliar Ifema. Un anuncio que se hizo en septiembre de 2019 coincidiendo con la celebración de su 40 aniversario. Un proyecto en el que la institución invertirá hasta el año 2023 un total de 180 millones de euros, cantidad que la entidad afrontará con recursos propios generados por su propia actividad.

Las obras se acometerán en varias fases sobre una parcela que cuenta con una superficie total de 500.662 m2 y una edificabilidad máxima de 250.000 m2, que ya se encuentra unida a los actuales recintos con un gran túnel de conexión bajo la M 11 que está completamente terminado. La realización de esta expansión de las infraestructuras de Ifema significará igualmente elevar la capacidad de generar riqueza para Madrid, estimando que podría repercutir sumando 1.200 millones más de euros a los 4.374 millones que ya aporta cada año a su entorno, según estimaciones de la propia institución. Los trabajos comenzaron el pasado octubre y ha sido uno de los principales escollos a salvar para la celebración del Mad Cool 2020.