Información sobre vivienda y economía

Quiebra el gigante turístico británico Thomas Cook

Wikimedia commons
Wikimedia commons
Autor: Redacción

El grupo turístico Thomas Cook, uno de los principales operadores internacionales para el sector en España, ha cesado de forma inmediata sus operaciones para iniciar el proceso concursal tras fallar las negociaciones entre la empresa y sus acreedores que exigian asegurar 227 millones de euros. Se calcula que se tendrá que repatriar a unos 600.000 turistas, sobre todo británicos y alemanes.

Un gigante que ha terminado con pies de barro. Thomas Cook, uno de los grupos turísticos más antiguos del planeta, ha iniciados los pasos para declararse en bancarrota y comenzar la administración concursal de la compañía, después de que las negociaciones entre la compañía y sus acreedores fracasaran para asegurar 200 millones de libras, unos 227 millones de euros, en fondos extra.

Esta quiebra pone en alerta a los gobiernos nacionales, sobre todo de Reino Unido y Alemania, ya que se calcula que unos 600.000 turistas necesitan regresar a sus hogares en las próximas semanas. La Autoridad de la Aviación Civil británica (CAA) ha puesto en marcha un programa de repatriación de turistas que puede afectar a unos 150.000 británicos.

España es uno de los países más afectados por la quiebra de la empresa británica. Con 50 establecimientos adheridos, cuenta con unas 11.500 habitaciones en nuestro país, sobre todo Canarias y Baleares. Thomas Cook opera en 16 países, con 105 aviones y 200 complejos hoteleros repartidos por todo el mundo. El pasado año tuvo una facturación de 10.000 millones de libras, unos 11.320 millones de euros.