Información sobre vivienda y economía

La venta de viviendas nuevas en Londres cae al nivel más bajo desde 2012 por la pandemia

Photo by Benjamin Davies on Unsplash
Photo by Benjamin Davies on Unsplash
Autor: Redacción

Las ventas de viviendas nuevas en Londres cayeron en el primer trimestre al nivel más bajo en casi nueve años, una tendencia que se debe a la falta de interés de los propietarios y a la escasez de compradores de inmuebles en el centro. Las ventas retrocedieron en el primer trimestre un 39% interanual, hasta 3.703 unidades, según los datos recopilados por Molior London y citados por Bloomberg.

El mercado inmobiliario londinense ya está notando los efectos de la pandemia: cada vez se valora más el espacio y las zonas verdes y el covid está provocando caídas en los precios de los apartamentos céntricos. Aun así, y después de que el Primer Ministro Boris Johnson suavizara las restricciones, el sentimiento de confianza ha vuelto a aumentar, según Molior.

Gran Bretaña ha comenzado a reabrir su economía tras 100 días de restricciones, y ahora se vuelve a plantear la cuestión de si la popularidad de la vida urbana volverá en la post-pandemia. Según Bloomberg, los promotores decidieron esperar a ver qué ocurría durante el primer trimestre, algo que también provocó un desplome de las nuevas construcciones iniciadas: cayeron a su nivel más bajo desde 2011.

Además, los apartamentos también han perdido popularidad después de que miles de propietarios descubrieran que sus edificios pueden ser estructuralmente inseguros debido al revestimiento utilizado durante la construcción, informa Bloomberg. Muchos propietarios se enfrentan a pagar miles de libras en costes después de que esta situación saliera a la luz tras la tragedia del incendio de la Torre Grenfell en 2017.

También ha aumentado el número de compradores que se acogen al programa de ayuda a la compra, por el que el Gobierno ofrece un préstamo sin intereses de hasta el 40% del coste de una vivienda nueva durante cinco años.

Por otra parte, muchos propietarios de viviendas se han visto disuadidos de comprar casas de nueva construcción, ya que los alquileres han bajado. Los compradores extranjeros, por ejemplo, adquirieron en el primer trimestre 210 viviendas nuevas en proyectos de al menos 12 unidades, menos de la mitad que en el mismo periodo del año pasado, siempre según los datos de Molior.