Información sobre vivienda y economía

Metro prepara el traslado a su nueva sede en los aledaños de Plaza Castilla

Se espera que el edificio esté listo a finales del 2020

Construcción de la nueva sede del Metro.
Construcción de la nueva sede del Metro.
Autor: Redacción

La compañía levanta en la Avenida de Asturias un inmueble que albergará su nueva sede. Además, en este mismo terreno se asentará también el puesto de mando y la casa del Consorcio Regional de Transportes. Además, el Gobierno Regional pretende gestionar y controlar todo el transporte de la Comunidad de Madrid desde está ubicación, a través del Centro de Control de Operaciones de Red, el de Mantenimiento y el Puesto de Mando.

En todos estos activos existirán elementos históricos reciclados del Metro como escaleras mecánicas o postes de la catenaria. Los espacios verdes también tendrán su lugar en este espacio gracias a un gran jardín que recordará a las antiguas cocheras de Plaza de Castilla.

En la actualidad, las obras se encuentran a un 20% con respecto a su ejecución total. Un porcentaje alta si se tiene en cuenta que los trabajos comenzaron en el mes de abril. A este ritmo, Metro pretende abrir su nueva casa a finales del próximo 2020, para que sus empleados puedan disfrutar de la misma a comienzos del 2021.

En este sentido, la idea de la compañía de transporte es poder trasladar a estas instalaciones a la gran mayoría de sus empleados (cerca de un millar). Trabajadores que ahora se distribuyen en los edificios ubicados en Canillejas y en el Campo de las Naciones. También se mudará a la nueva sede el personal que da servicio al Centro de Operaciones de Mantenimiento, que está ahora en el edificio Cristalia, de Hortaleza. Fruto de todas estas mudanzas, la compañía Metro prevé ahorrarse más de 850.000 euros al año en concepto de alquileres, según informa el diario ABC.

La construcción de esta nueva sede coincide con otro hito de Metro: 100 años de existencia, desde su creación en 1919. Por este motivo, el activo tendrá muchos guiños al pasado de la compañía sin descuidar el objetivo principal: la modernización. Un diseño, por cierto, que es el resultado de un concurso de ideas convocado por la propia empresa, en colaboración con el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.

Además, Metro demostrará con este inmueble su compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad. En este sentido, el Centro Integral de Transporte será un Edificio de Energía Casi Nula, según las directivas europeas, obligatorias para las nuevas construcciones públicas a partir de 2018, con medidas como recuperación del agua de lluvia para usarlas en riego o cisternas.