Información sobre vivienda y economía

La crisis del ladrillo deja 50 barrios empantanados en la comunidad de Madrid

Autor: equipo

De las casi 500.000 casas proyectadas en la región de Madrid, sólo la quinta parte está en marcha tras el pinchazo de la burbuja, dejando 234 sectores urbanísticos sin acabar en la comunidad y barrios fantasma en 50 municipios

Según reconoce la asociación de promotores inmobiliarios de Madrid (asprima), el nivel medio de desarrollo de los nuevos planeamientos madrileños se sitúa en el 20%, o lo que es lo mismo, el 80% de las 500.000 viviendas proyectadas están empantanadas, ya que no se han empezado a construir, o ni siquiera ha llegado a urbanizarse el suelo. Valdebebas, montecarmelo, arroyo del fresno y el cañaveral, así como el ensanche de barajas y el de vallecas en Madrid capital, están aún a medio gas. Peor suerte han seguido los compradores en los berrocales o los ahijones, algunos de los cuales llevan 14 años esperando sus casas

Miles de familias pagan letras cada mes por viviendas que se sitúan en estos desarrollos y que no terminan de convertirse en realidad. Y los problemas no se reducen a la capital, sino que se extienden por toda la comunidad de Madrid. Los nuevos desarrollos de algete, colmenar viejo, pinto o ciempozuelos ven cómo sus nuevos desarrollos no terminan de despegar y avanzan a un ritmo muy lento, convirtiéndose en "pueblos fantasma, acabados pero con todo en venta y sin casi vecinos", según los ecologistas

Noticia relacionada:

Urbanizaciones casi vacías por la epilepsia inmobiliaria

 

Publicidad

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail