Información sobre vivienda y economía

La permuta maldita

permuta de suelo por viviendas
Autor: Redacción

"Cambiar una vivienda por otra" o "un solar por un piso" es una fórmula que no siempre funciona bien y menos en tiempos de crisis. El siguiente caso narra la experiencia de una pareja que cedió un solar a un promotor que le prometió pagar con un piso, pero que por problemas económicos acabó en pesadilla

El relato lo ha hecho público tristán, un conocido subastero que tiene un blog en Internet, y en él se relata los pasos que han llevado a una pareja a quedarse sin solar y sin piso, en el que además había invertido una cantidad añadida de dinero en mejoras

El relato se resumen en:

1) en el año 2007 cuatro propietarios ceden sus terrenos a un contructor para hacer un edificio de bajos comerciales, pisos, garajes y trasteros. Se realizan varios contratos bajo asesoramiento jurídico e incluso se crean varias "puertas de salida" para recuperar el dinero en caso de problemas

2) el constructor permite a uno de los propietarios que cedió su solar hacer mejoras en la vivienda de varios miles de euros. Incluso le entrega las llaves y le permite ir amueblando el piso

3) se empieza a demorar la escritura de las viviendas, por lo que los propietarios (tanto los que han comprado la casa directamente como los que lo han hecho mediante permuta) convocan una reunión con el constructor donde les confiesa que además de la hipoteca por la vivienda tiene que afrontar un segundo préstamo privado

4) el constructor desaparece, el abogado de la afectada pide la escrituración inmediata y tiene una sentencia a su favor, pero no la escritura

5) los prestamistas del constructor, ante el impago del mismo, solicitan que se subaste el edificio. Lo compran ellos mismos y cambian las llaves del portal. Se denuncia a la guardia civil sin éxito y tras contactar con los subasteros explican que ellos tenían el contrato con el constructor y que no se van a hacer cargo de los contratos que haya firmado con otras persona. Es decir, adiós al piso y a los terrenos