Información sobre vivienda y economía

Las mascotas: una mala idea incluirlas en las fotos de venta de viviendas

las fotos de mascotas deben quedarse en el ámbito familiar y no utilizarlas para vender la casa
Autor: Redacción

La mayoría de las posesiones más apreciadas de los vendedores de viviendas, como muebles u obras de arte, pueden aparecer en las fotografías de los anuncios de las casas, pero hay un elemento de enorme valor sentimental que debe mantenerse al margen: las mascotas. Por muy bonitas, agradables, originales o graciosas que sean nuestras mascotas, siempre deben ser alejadas de los anuncios de viviendas

Una mascota no es algo que todo el mundo transforme en valor a la hora de ver una vivienda, señala Nicole Oge, responsable de marketing de town residencial, quien añade que ocho de cada 10 personas que vean una foto con un perro en ella recordarán al perro, pero no el apartamento donde lo vieron

Mostrar una mascota personaliza demasiado la vida que se puede llevar en esa casa, cuando precisamente los agentes inmobiliarios tratan de despersonalizar las viviendas para hacer que más personas se sientan atraídas por ella. Además, una mascota puede gustar a algunas personas, pero puede ser algo rechazado por otras muchas, que preferirán no vivir en un lugar donde ha habido un perro o un gato

Por otro lado, en el momento de la visita hay que evitar que las mascotas anden sueltas por la casa entorpeciendo a los posibles compradores. Por último, tenemos que recordar que determinadas mascotas impregnan el ambiente de un olor característico que también puede ser desagradable para los compradores