Información sobre vivienda y economía

Cómo la rehabilitación y la mejora energética pueden incrementar el precio de la vivienda en un 25%

Autor: Redacción

Cambios en la envolvente del edificio con fines energéticos, incorporación de toldos o renovación de antiguas calderas son algunos de los aspectos determinantes que permiten que una vivienda pueda revalorizarse en un 25% de su valor inicial. Así se desprende de un estudio que ha llevado a cabo tinsa certify junto con la asociación nacional de empresas de rehabilitación y reforma (anerr)

Ambas compañías han llevado a cabo un proyecto de rehabilitación energética integral en un edificio situado en el barrio de fuencarral de Madrid y que ha recibido el premio a la mejor rehabilitación energética de la comunidad de Madrid en 2014. El objetivo era una reducción Drástica del consumo de energía y para ello han realizado las siguientes actuaciones:

- Cambios en las fachadas: atendiendo a la orientación del edificio, se ha incorporado aislamiento a la fachada oeste y la fachada norte se ha convertido en una fachada ventilada con el fin de mejorar las prestaciones térmicas del edificio. También se han aislado los forjados y la cubierta, impermeabilizado los huecos de ventanas y puertas y, además, se han cambiado tanto la carpintería exterior como el acristalamiento

- Incorporación de persianas y toldos: para reducir la incidencia de la luz solar

- Mejora de las instalaciones térmicas: se ha pasado de antiguas calderas con radiadores y aires acondicionados convencionales a equipar cada vivienda con diferentes sistemas térmicos: una caldera de condensación con radiadores de baja temperatura; una bomba aerotérmica; suelo y techo radiantes y bombas de calor; placas solares fotovoltaicas para autogeneración eléctrica y solares térmicas para agua caliente sanitaria

- Mejora de las instalaciones eléctricas: se ha incluido detección de presencia, sistemas de regulación de la iluminación y tubos de luz donde no llegaba la iluminación natural. En el garaje se ha instalado un punto de carga para coches eléctricos

- Mejora de la instalación hidráulica: mediante el control de consumo y aparatos sanitarios nuevos

- Instalación domótica: para el control de la climatización, medición de consumos, iluminación y monitorización del edificio, que dispone de fibra óptica y vídeo portero

Con estos mimbres, tinsa certify ha certificado una mejora de la calificación energética y la vivienda se ha revalorizado en torno a un 25% de su valor inicial, pasando de 245.376 euros al comienzo de las obras en febrero de 2013, a 306.720 euros una vez terminadas. La letra energética ha pasado de ser una “g”, con emisiones de co2 de 79 kilos por m2 y año, a una letra “a”, con 5,75 kilos de co2 por m2 y año

 

Publicidad

Consigue ahora tu certificado energético con idealista

Solicítanoslo y en menos de 24h laborables un técnico te llamará para fijar una cita y visitar tu inmueble. En 48h laborables después de la visita, recibirás el certificado. Seguro, fácil y rápido.

Solicita tu certificado energético