Información sobre vivienda y economía

Solvia se pone el casco de constructor al levantar su primera promoción propia en Barcelona

la primera promoción propia de Solvia en Barcelona
Autor: @efonseca

El empeño de los bancos por dar salida a su ladrillo adjudicado ha sido una constante en los últimos años. Una carga que les forzó -entre otras opciones- incluso a terminar obras de promotores, que no pudieron concluirlas por el pinchazo de la burbuja. En la actualidad algunas entidades empiezan a instalar grúas para levantar sus propias promociones. Éste es el caso de Solvia que está construyendo un edificio de 62 viviendas en Barcelona, su primer desarrollo residencial propio en esta ciudad.

La inmobiliaria de Banco Sabadell ha arrancado su primera promoción propia de pisos en Barcelona. El edificio de 13 plantas se encuentra en la calle Sancho de Ávila, junto a la Torre Agbar y cerca del Port Olímpic, y contará con 62 viviendas y 68 plazas de garaje.

La empresa encargada de las obras de este inmueble de nueva construcción es Sacyr tras ser seleccionada en un proceso de licitación pública. Según las previsiones de Solvia, el edificio esté listo a mediados de 2015. El terreno sobre el que se levantarán estas viviendas procede de una adjudicación a Nozar, inmobiliaria fue declarada en concurso de acreedores en septiembre de 2009.

29 promociones propias

Hasta ahora los desarrollos propios que Solvia había puesto en marcha se concentraba principalmente en la costa. Así, la filial de Banco Sabadell levanta en estos momentos 29 promociones propias repartidas por todo el territorio español, lo que supone cerca de 900 viviendas.

Fuentes de la compañía indican a idealista News que la decisión de promover en este suelo de la ciudad condal responde a que se localiza en una de las zonas con mayor “atractivo”, de mayor “expansión” en los últimos años y también porque encaja con un perfil de cliente concreto: familias, parejas jóvenes y profesionales.

Respecto a la tipología de las viviendas, se trata de pisos de entre 2,3 y 4 dormitorios cuya superficie oscila desde los 80 m2 a los 107 m2. Asimismo, los precios de estos inmuebles se mueven entre los 200.000 y los 404.000 euros.