Información sobre vivienda y economía

Los 4 factores que frenan la inversión inmobiliaria en España

Autor: @efonseca

Pese a que el mercado inmobiliario español vive un auténtico tsunami de inversión, lo cierto que la llegada de capital al sector está encontrado algunas trabas. Entre los principales frenos que encuentran quiénes quieren comprar activos inmobiliarios están la escasez de producto; las diferencias que existen entre las expectativas del comprador; y el vendedor  o la limitación de la financiación bancaria.

Las últimas estimaciones de inversión sobre el ladrillo nacional arrojan que en 2014 se alcanzarán cifras récord. Así, la semana pasada la consultora CBRE vaticinaba que este dato superaría, sin contar el negocio residencial, los 9.000 millones de euros. Un importe que podría ser superior sino fuera por los obstáculos que están encontrado los inversores que están mirando activos inmobiliarios en España.

Según VI edición del Barómetro IPD-Tinsa, elaborado a partir de las opiniones de 15 panelistas (entre los que se encuentran grandes consultoras, inmobiliarias, etc.), el principal freno a la inversión inmobiliaria es la escasez de producto. Una cuestión que señalan el 45% de los encuestados.

 

Tal y como destaca Tinsa en su informe, el aumento de la demanda no ha hecho sino acrecentar todavía más el problema de la escasez de producto, en particular de producto prime. La tasadora explica que en los últimos años, los inversores han estado muy focalizados en la búsqueda de activos prime, activos en las mejores localizaciones y con los mejores inquilinos.

“Esta fuerte competencia por activos de calidad y sin riesgo ha llevado al mercado a un escenario de escasez de producto, en especial en los segmentos de oficinas y retail de las principales ciudades españolas, Madrid y Barcelona”, expone la firma en su informe.

Asimismo, subraya que esa mayor demanda - en especial de activos prime- ha llevado al mercado a una situación de “desequilibrio” entre oferta y demanda con “el consiguiente incremento de los precios y compresión de las rentabilidades”.

Otros factores

Por detrás de la falta de producto, los consultados por Tinsa ponen el acento en las diferentes expectativas que manejan compradores y vendedores (el 28%); la limitada financiación bancaria (el 19%) y las incertidumbres sobre la evolución del precio de los activos (el 9%).