Información sobre vivienda y economía

Análisis de la inversión en vivienda para destinarla al alquiler (gráficos)

Autor: Redacción

Julio Rodríguez López, miembro de Economistas Frente a la Crisis, expone alguna de las cuestiones a tener en cuenta a la hora de adquirir una vivienda que se quiere destinar al alquiler en el contexto actual. Así, reconoce que los bajos tipos de interés hacen que comprar una vivienda para alquilarla sea una inversión “razonable”. Aunque también cree que los inversores se animarían más si el funcionamiento de los juzgados fuese más ágil en la recuperación de las viviendas en caso de impagos del alquiler.

Rodríguez explica que los bajos tipos de interés vigentes, que dan lugar a que la remuneración por un depósito resulte  muy reducida, animan a los inversores a adquirir viviendas. Según el Banco de España, la rentabilidad en España del alquiler está próxima al 5%, muy por encima de la deuda pública a 10 años, cuya rentabilidad  está ahora por debajo del 2% (Gráfico 1). “Es difícil obtener rentabilidades superiores al 1% en los depósitos bancarios a plazo fijo En este sentido, comprar una vivienda para alquilarla es una inversión razonable desde el punto de vista financiero”, asevera.

 

Además, el expresidente del banco hipotecario de España destaca que los posibles inversores en vivienda para alquilar “se animarían” más si el funcionamiento de los juzgados fuese más “ágil” y no provocase "retrasos" en la recuperación de la vivienda por el propietario  en los casos de impago del alquiler. “El procedimiento formal se ha actualizado desde 2009, pero dicho procedimiento choca con la lentitud de los juzgados, por la escasez de medios de los mismos”, indica sobre esta cuestión.

Por otro lado, Rodríguez insiste en que el número de desahucios por alquiler en España es elevado. En 2013  hubo 38.141 desahucios por impago de alquiler, cifra superior a los lanzamientos por ejecución de un préstamo hipotecario impagado,  según la estadística del Consejo General del Poder Judicial. La previsión para 2014 es de unos 35.000 en todo el año.

En su opinión, para la economía española es positivo que aumente la oferta de alquiler  procedente de hogares que invierten  para obtener un ingreso  fijo  mensual. “Dicha mayor oferta contribuye a que baje o suba menos el precio del alquiler”, apunta.

“Puesto que los salarios ahora son más reducidos y los nuevos contratos de trabajo son sobre todo temporales, el alquiler es la única salida para que   numerosos hogares accedan a al disfrute de una vivienda”, recalca. Así expone que para un hogar mileurista el alquiler medio de una vivienda de 90 m2 implica pagar más del 60% del  salario, lo que supone un “esfuerzo excesivo”. “Dicho hogar deberá buscar, pues, una vivienda de superficie más reducida o compartir una vivienda con otros hogares”.

La proporción de hogares que vive de alquiler en España es del 15,4% (Gráfico 2), según la Encuesta de Condiciones de Vida del INE, una de las más reducidas de Europa.  La tendencia actual es a aumentar dicha proporción, que en 2001 era solo del 11,4%.