Información sobre vivienda y economía

Vertix advierte de que Barcelona vuelve a vender pisos a precios precrisis

Autor: Redacción

La consejera delegada del grupo inmobiliario Vertix, Elena Massot, advierte de que Barcelona vuelve a extremar su mercado inmobiliario acercándose a una burbuja de precios. Massot pone el foco en la demanda extranjera, que en muchos casos se trata de fondos de inversión con claros objetivos de compra, está dispuesta a pagar un sobreprecio que la demanda local no lo está pagando. 

En una entrevista realizada por El Periódico, Massot trata de explicar un posible sobrecalentamiento en el sector inmobiliario. Según los últimos datos del último informe de precios de idealista, Barcelona se ha convertido en la ciudad más cara de España. La consejera delegada pone sobre la mesa las diferentes causas para entender la subida de precios que está experimentando la vivienda en la capital catalana. La principal razón que destaca es la actuación de los fondos de inversión en el mercado inmobiliario español, en especial el barcelonés y madrileño. Tensionan los precios al alza y pueden comprar caro porque tienen liquidez para hacerlo

A diferencia de Madrid, Barcelona dispone de poca promoción de obra nueva, razón por la cual la vivienda usada tiene los precios tan altos. Explica Massot que desde Vertix "tasamos una promoción con pisos de tres dormitorios a 600.000 euros en Mallorca-Muntaner (distrito Eixample izquierdo)", entre otras promociones con precios similares. Esa valoración del inmueble de Vertix vuelve a poner los precios de los pisos en época precrisis, cuando estalló la burbuja inmobiliaria. 

Destaca también que, aunque hay agentes autóctonos nuevos en el escenario inmobiliario, estos toman las decisiones "desde Londres, y puede ocurrir que tomen decisiones diferentes a las que se tomarían si estuvieran directamente sobre el terreno". 

Pese a esta subida de precios, Massot recuerda que mientras que en la época precrisis "todo el mundo compraba, la primera vivienda, la segunda y la de inversión" que provocó una sobreproducción de activos, y no teme que vuelva a ocurrir la misma situación. "La gente está escaldada y los bancos son más conservadores", afirma. 

Respecto al cambio de cultura del paso de comprar a alquilar , la consejera de Vertix se mantiene escéptica. Desde su inmobiliaria ven cómo parejas jóvenes de 25 años siguen comprando: "La gente que puede se compra un piso, como siempre", sostiene. La desorbitada subida de precios en el alquiler solo la ha experimentado Barcelona. Vertix, que actúa en zonas periféricas a la Ciudad Condal como Sant Cugat o El Prat, ven cómo los precios de alquiler de esas zonas no se ha disparado como en Barcelona.

Los bancos ya no financian el 100% el valor de la vivienda como hacían hace diez años, mucha gente sigue sin poder acceder a la compra de un piso y opta por el alquiler, pero Massot considera que la compra sigue siendo una alternativa de inversión. "Quienes compraron antes de la crisis han ganado patrimonialmente", opina. ¿Eso es que la vivienda sigue siendo especulativa? Para Vertix, eso depende de la intención del comprador. Y precisa, "la familia que compra para vivir, no tiene interés especulativo".