Información sobre vivienda y economía

La nueva ley de autoconsumo eléctrico permitirá compartir el excedente y abaratar la factura de la luz

Autor: Redacción

El Ministerio para la Transición Ecológica ha publicado la propuesta de Real Decreto para regular las condiciones técnicas y administrativas del autoconsumo eléctrico en España. La propuesta establece dos modalidades en función de si la instalación genera excedente de energía. Si vierten la energía a la red, los autonconsumidores podrán recibir una compensación mediante el balance neto y se permite el autoconsumo compartido entre varias viviendas.

El Real Decreto ley 15/2018 cambió la forma de ver el autoconsumo en España. Después de derogar el llamado impuesto al sol, el Gobierno de Pedro Sánchez trata de articular como controlar el autoconsumo energético y las condiciones técnicas y administrativas que debe cumplir dentro del entramado complejo energético español.

Por resumir, divide a los autoconsumidores en dos modelos. Por un lado, los organiza en individual o colectivo, en función de si los consumidores están aislados o asociados a instalaciones próximas. Y, por otro lado, clasifica el uso de la generación de autoconsumo entre los que generan excedente y los que no, es decir, aquellos que consumen la energía qe generan ‘in situ’.

Dentro del apartado de los que generan excedente de electricidad hay otros dos subgrupos, aquellos que pueden acogerse a una compensación por excedentes y que cumplan con estos requisitos: contar con una fuente de energía renovable y con una potencia total de las instalaciones de producción asociadas que no debe superar los 100 kW. El otro subgrupo lo conformarán los que no cumplan con los requisitos anteriores.

En el autoconsumo colectivo, que hemos nombrado antes, todos los asociados deberán pertenecer a la misma modalidad de autoconsumo.

El real decreto quiere establece como compensación por ese excedente la opción del balance neto, es decir que al compartir su electricidad con el sistema de forma gratuita pueden tomar a su vez electricidad del sistema sin pagar por ello cuando la necesiten.

El ministerio quiere así empezar a abaratar la factura de la luz de los consumidores, que en los últimos meses ha vuelto a subir con máximos del Kw/h justo ahora que hace más frío en las casas. Solo podrán acogerse las instalaciones mejores de 100 kW, y sin que perjudique a los consumidores convencionales.

Según varias fuentes del sector energético, el impacto económico sobre el sistema eléctrico será de unos 10 millones de euros en 2019, toda vez que la energía de autoconsumo a través de instalaciones renovables, cogeneración o residuos estará exenta del pago de todo tipo de cargos y peajes.