Información sobre vivienda y economía

El 70% de los jóvenes extranjeros que viven en Barcelona comparten piso

Barcelona/ Alex Rodríguez Santibañez
Barcelona/ Alex Rodríguez Santibañez
Autor: Redacción

La capital catalana se convierte en uno de los destinos preferidos para los jóvenes extranjeros. Tanto es así que actualmente en Barcelona el 70% de los estudiantes y jóvenes profesionales comparten piso, de los cuales el 40% asegura que les cuesta más de lo previsto encontrar su alojamiento ideal. Buscar experiencias de vida, compartir espacios y emociones, incrementar la actividad social y realizar intercambios culturales son las principales razones por la que los jóvenes deciden trasladarse.

A lo largo de 2018 llegaron a Barcelona 11.000 extranjeros, y se prevé un aumento del 5% para lo que resta de 2019. A pesar de que los precios del alquiler en la ciudad siguen siendo los más caros del país, continúa siendo el destino preferido para los estudiantes extranjeros que llegan a España, por encima de Madrid, Valencia, Salamanca o Sevilla.
 
En cuanto a la tendencia del ‘coliving’, de cara a 2019 se prevé un incremento del 40% en lo que respecta a la cantidad de propiedades de este tipo. Este modelo de negocio provoca un aumento en el retorno de la inversión que puede llegar al 60% y duplica la rentabilidad con respecto al alquiler tradicional, lo que convierte a Barcelona en una ciudad propensa a expandirlo.

Laia Comas, CEO de Inèdit Barcelona, la startup inmobiliaria que ofrece alojamiento a estudiantes y profesionales extranjeros, destaca que “el coliving es una nueva forma de vida pensada para compartir espacios y experiencias personales que apunta a las nuevas generaciones de jóvenes. Ellos no buscan solamente un sitio físico donde dormir, sino un espacio donde puedan realizar intercambios culturales, sociales y sensoriales”.
  
Actualmente Inèdit Barcelona tiene 20 pisos, que representa un total de 95 habitaciones y 109 plazas individuales. De cara a 2019, el objetivo principal es consolidarse y ampliar mercado hacia otras ciudades próximas a Barcelona, pudiendo alcanzar las 200 plazas en el período de un año y medio.