Información sobre vivienda y economía

Los inversores internacionales se vuelven locos por la nueva Ibiza de Portugal

Playas vírgenes y escaso desarrollo urbanístico, sus principales atractivos

Flickr/Creative commons
Flickr/Creative commons
Autor: Redacción

La localidad lusa de Comporta atrae el interés de los inversores internacionales. Las playas vírgenes y el escaso desarrollo urbanístico de la zona han puesto a la ciudad en el radar de los grandes fondos que ven la posibilidad de convertir a Comporta en la nueva Ibiza, según publica El Mundo.

Hasta ahora, pocas personas conocían este terreno, que forma parte de un latifundio aislado que estuvo sucesivamente en manos de la Corona, un ‘holding’ británico y la familia Espíritu Santo, una de las más ricas del país vecino. Todos ellos no supieron ver el verdadero potenciar de esta aldea y se limitaron a gestionar los numerosos arrozales existentes. De hecho, las playas donde ahora se baña la jet set antes eran el divertimiento de los jornaleros de estos campos de cultivo.

La situación de Comporta cambió de manera radical con el cambio de siglo, cuando el jefe de los Espíritu Santo, el banquero Ricardo Salgado creó la Herdade de Comporta con el objetivo de convertir el latifundio de 12.500 hectáreas en un destino de referencia del turismo de lujo. El plan de Salgado sufrió un duro revés en 2014, porque su banco colapsó y se vio obligado a desprenderse de varias de sus propiedades.

Desde ese momento han sido muchos los inversores internacionales los que se han interesado en esta zona. Finalmente, el pasado mes de noviembre un consorcio constituido por portugueses y franceses logró hacerse con los activos inmobiliarios de la Herdade. En concreto, los nuevos dueños son Amorim Luxury y Vanguard Properties, que han desembolsado 157 millones de euros por cerca de 1.400 hectáreas de terreno y donde pretenden invertir 1.500 millones de euros.

La idea de estos inversores sigue la línea del boom inmobiliario que vive Portugal. De hecho, el litoral del país vecino está en su momento más álgido y localidades vecinas a Comporta como Troia han seducido incluso a personalidades tan importantes como Sandra Ortega. En este sentido, la hija del afamado empresario español ha puesto en marcha un proyecto hotelero de alto standing que espera estar listo en el año 2024.