Información sobre vivienda y economía

En Andalucía y Barcelona no cabrá un alfiler en el puente de mayo: la ocupación de viviendas turísticas ronda el 90%

Creative commons
Creative commons
Autor: Redacción

El buen tiempo y las fiestas populares han disparado la ocupación de viviendas turísticas en las principales capitales españolas, que vivirán un puente de mayo lleno de turistas. Destaca especialmente la ciudad de Granada ya que por la celebración de la fiesta de Las Cruces, la ocupación media asciende a 91,9%. Así se desprende del estudio de precios y ocupación en grandes ciudades realizado por Rentalia, la web de alquiler vacacional de idealista.

A Granada le siguen las ciudades de Sevilla (con una ocupación media de 91%), Barcelona (88,1%) y Madrid (83,5%). Bilbao (83,3%), Málaga (79,7%), Valencia (77%), San Sebastián (68%), Palma de Mallorca (52,5%) y Santander (35,7%) serán otros de los destinos más demandados este puente. 

Las viviendas de uso turístico en grandes ciudades tienen un precio medio de 25,7 euros por persona y noche entre el 30 de abril y el 3 de mayo. La capital de provincia más cara de las que se han analizado en el estudio de Rentalia es la ciudad de Sevilla con un promedio de 35,3 euros por persona y noche. A la capital hispalense le siguen las ciudades de San Sebastián con 35 euros por persona y noche;  Barcelona, con 33,4 euros y Madrid, con 28,1 euros. 

Según Almudena Ucha, directora de Rentalia: “el puente de mayo es uno de los preferidos para los viajeros que disfrutan de los 'city-breaks'. En estas escapadas a grandes ciudades los viajeros disfrutan de turismo cultural, turismo gastronómico y también fiestas populares como por ejemplo la Fiesta de las Cruces de Granada”. 

Esta fiesta hará que las viviendas turísticas Granadinas casi lleguen a la plena ocupación, a pesar de estar bajo la lupa de la Junta de Andalucía, que sanciona a los propietarios sin tener todavía una normativa sobre viviendas de uso turístico. Para Ucha, “esta persecución por parte de la Administración solo conseguirá reducir la oferta de alojamientos en Andalucía y aumentar el precio, por lo que los turistas buscarán otros destinos”.