Información sobre vivienda y economía

Ya te vale, a 40º y con la terraza hecha un asco: 9 ideas para ponerla a punto con poco dinero

Autor: houzz

Si, pese a los buenos propósitos, un año más has abandonado la terraza durante el invierno, es el momento de tomar cartas en el asunto. La buena noticia es que, en este caso, no empiezas de cero. Al contrario, la mayor parte del equipamiento que año tras año hayas ido acumulando en los sucesivos intentos de darle una nueva vida constituye una base perfecta sobre la que trabajar. Solo hay que verlo con nuevos ojos para, siguendo los consejos de nuestros colaboradores de Houzz, poder sacarle el máximo partido con un mínimo gasto en complementos o acabados.

Pequeños gestos muy efectivos. Si no quieres invertir en muebles nuevos, porque además los que tienes aún presentan una estructura en buenas condiciones, la forma más fácil y económica de darles un aire distinto es cambiando las fundas de los asientos y los cojines. Asegúrate de que se trata de telas aptas para su uso al aire libre, que no se decoloren con la acción del sol y, si es posible, resistentes a la acción de la lluvia y la humedad.

Beach House

Una buena sombra. De nada sirve tener el mejor mobiliario de exterior si solo podemos usarlo durante breves periodos del día. Si tu terraza está expuesta a muchas horas de sol, es vital dotarla de un sistema que le aporte sombra y frescor a cualquier hora. Los toldos son una de las opciones más habituales y apenas ocupan espacio en la pared cuando están cerrados. Los hay con brazos abatibles, articulados o incluso correderos, ideales para terrazas anchas.

Otra opción son las velas, ligeras y capaces de adaptarse a cualquier espacio mediante pequeños anclajes que las tensan en fachadas, postes o barandillas. Al no tratarse de elementos fijos, pueden desmontarse y guardarse en cualquier rincón cuando no sean necesarias, como por ejemplo en invierno o en épocas en las que el sol no sea tan fuerte como en pleno verano. Si buscas un efecto más rústico o desenfadado, siempre puedes optar por colocar un tejadillo de cañizo o esparto, muy adecuados también para aportar privacidad a las terrazas urbanas con vecinos muy próximos.

LA TERRAZA DE LUIS

Atención al detalle. Los complementos son los mejores aliados a la hora de crear una ambientación más atractiva. Si en las estancias interiores no escatimamos esfuerzos en cuestión de accesorios, cuadros y otros elementos decorativos ¿por qué la terraza debe ser distinta? Las plantas representan un papel clave en este espacio, al que aportan frescor, mientras que las velas, los faroles y las guirnaldas luminosas son ideales para generar una atmósfera íntima cuando cae el sol. Y, si eres de los que les gusta disfrutar de la terraza por la noche, no olvides colocar unas mosquiteras: además de ahorrarte picaduras le darán un punto romántico.

Una alfombra llamativa. La tendencia hacia espacios al aire libre que reproduzcan la estética de los interiores ha hecho que se pongan de moda las alfombras para exteriores. Realizadas en fibras sintéticas especialmente resistentes a la decoloración provocada por los rayos UV, la lluvia o la humedad, se pueden encontrar en el mercado en una gama de diseños cada vez más amplia que se adapta a todo tipo de ambientaciones, desde las más frescas de aire mediterráneo a otras más sobrias y de estilo urbano e, incluso, étnico.

Renovation:  Senoia Farmhouse

Además de dar confort a suelos que, como los de cerámica o piedra pueden resultar molestos cuando se recalientan en las horas de más calor, te permitirán renovar la imagen de la terraza sin necesidad de obras. Si son sintéticas, como añadido tampoco requerirán un gran mantenimiento, ya que se pueden limpiar fácilmente con una manguera. Un soporte antideslizante dispuesto bajo la alfombra le aportará un extra de seguridad y alargará su vida útil.

Madera a tus pies. Elegantes y muy confortables a la pisada, los suelos de madera no tienen por qué estar reservados a jardines o piscinas. De hecho, son una forma muy efectiva de transformar la estética de la terraza de forma más sencilla de lo que pudiera parecer. Y es que, si bien las tarimas de lamas requieren una instalación sobre rastreles fijados al suelo original –preferiblemente realizada por un profesional–, cada vez es mayor la oferta de baldosas, mucho más fáciles de instalar.

Éstas vienen ya equipadas con una base plástica y no requieren más que una buena nivelación del suelo. Se pueden colocar siguiendo el sentido de las lamas o no, como en la imagen. Si te preocupa la necesidad de mantenimiento de la madera natural, siempre puedes optar por una versión de composite –a base de virutas de madera compactadas con resinas–, totalmente inalterable ante la intemperie.

Attic in Barcelona

Césped artificial. Una alternativa muy popular, disponible en diseños cada vez más realistas que alternan diferentes tipos de grosores y tonalidades para un acabado lo más natural posible. Una de sus mayores ventajas es que aporta gran frescor a la terraza gracias a que absorbe mucho menos calor que otros materiales, como la cerámica o la piedra natural. Ofrece además un tacto agradable a los pies descalzos, puede refrescarse con agua, es fácil de limpiar y su colocación es muy rápida, pues se presenta en rollos y se fija al pavimento mediante adhesivos.

Cuida su piel. Si los muebles de la terraza están en buenas condiciones pero se ven algo descoloridos o agrisados por su exposición a la intemperie, dales una nueva vida con una mano de pintura. Para ello, primero debes limpiarlos a fondo para eliminar cualquier posible rastro de polvo o suciedad, ya que esto hará que no se fije bien la pintura. Tras dejarlos secar, aplícales la pintura, que ha de ser apta para exteriores.

Optar por un mismo color para los muebles, los suelos e incluso las telas de la terraza crea una composición moderna y sofisticada, sobre todo si eliges tonalidades sobrias, como el blanco o el gris. Por el contrario, si prefieres un acabado más natural, decántate por los lasures tintados, que le darán una pátina de color a los muebles sin ocultar la madera y les permitirá respirar. Por último, si buscas un efecto vintage, aplica colores más vivos de forma irregular y, a continuación, lija la superficie para darle un aspecto envejecido al mueble.

Byron Bay

Iluminación decorativa. Tan importante como una buena sombra durante el día es disponer de una iluminación agradable para las noches de verano. Las nuevas luminarias de polietileno con luz led no solo aportan una luz blanca con un bajo consumo, sino que se presentan en todo tipo de diseños: desde piezas XXL hasta modelos portátiles que pueden colgarse, pudiéndose usar sobre la mesa mientras cenamos o como apliques. Mención aparte merecen igualmente las propuestas de doble uso, como los cubos o las esferas que sirven también de pufs, o complementos como jardineras y cubiteras con iluminación interior, blanca o coloreada.

Asientos de palé. Estas bases de origen industrial te permitirán configurar asientos, mesas e incluso camas de día por muy poco dinero, con el añadido de tratarse de un elemento reciclado. Solo tienes que darles una limpieza a fondo y pasarles una lija para suavizar su superficie, eliminando astillas y clavos sueltos. A continuación, tú decides si los dejas con su aspecto natural, los barnizas o les das una capa de pintura. Puedes apilarlos y fijarlos entre sí para crear todo tipo de diseños, ponerles ruedas, colchonetas, tableros de cristal…

CASA METTE & JIM
 
Otras noticias en Houzz: